Translate

martes, 13 de marzo de 2018

Lo que el viento se llevó

Cuando me reuní con Alister Benn y la gente de su workshop el cielo prometia un atardecer realmente bello, pero al final quedó en nada con luces totalmente apagadas. Otra vez será.
Os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución y fondo oscuro.

Canon 5DIII, Canon 16-35 mm f4L, ISO 100, CPL. Fusión manual de la luminancia de dos imágenes y procesado global en LightRoom

6 comentarios:

  1. Pero seguro que dijiste eso de : A Dios pongo por testigo.....que volveré y conseguiré esos cielos que me gustan...je..je, un saludo

    ResponderEliminar
  2. Sí, sí, pero...pienso que te ha merecido la pena aunque sólo fuera por el brillo, semistransparencia o translucidez de esa ola que por la izquierda asoma; y eso teniendo en cuenta que no soy crédulo
    A mí me parece fabulosa, incluso con ese matiz que marca el horizonte y desborda color entre algunas monotonías. Ese verde marino da empuje a todo. Por babor
    Más podría hablar, pero para qué.
    Me quedo y contemplo
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ...Hay, además, muchos paralelismos que invitan a reflexión y (des)bordan la fotografía. Las nubes continúan el estrato imaginario del peñasco; la montaña, costera, el cabo, al fin y al cabo tiene de piedra sosias en la roca que está a la izquierda; entre ola y gran escollo. El espacio roto, erosionado que rompe los estratos, tiene un divertículo similar entre nubes.
    ¿Y las olas, qué decir?
    Las olas sudan, o biorrezuman espumas
    Pues eso
    Salud

    ResponderEliminar