Translate

jueves, 19 de marzo de 2015

Tres Torres

Cerca ya de la primavera, el Sol en la costa asturiana empieza a aproximarse al mar en el orto y ocaso diario. Esta es una de las pocas playas que tiene una visión oeste muy guapa y con posibilidades compositivas, como ya hacía tiempo que no me acercaba por aqui decidí hacer una sesión fotográfica en el prometedor atardecer a la vista de las nubes que se veían en el cielo. Desde luego la tarde no defraudó.
Os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución y fondo oscuro.  

 
Canon 5DIII, Canon 17-40 mm f4L, ISO 50, Fusión manual de la luminancia de dos imágenes y procesado global en LightRoom

domingo, 8 de marzo de 2015

El Picu Urriellu

Esta es una de las visiones más impresionantes de la costa asturiana, y curiosamente de las más desconocidas. Aqui tenemos un recorrido visual desde el mar hasta los 2700 metros del macizo Central de los Picos de Europa en tan solo 29 km de distancia. A la izquierda se ve el famoso Urriellu y a la derecha el imponente Torrecerredo. En este lugar fué la primera vez que yo vi el Urriellu. Con 17 años y mi primera reflex mi sueño era hacer fotos de esta imponente mola rocosa, asi que a la primera oportunidad que se me presentaba intentaba convencer a conocidos para ir hasta allí. Un día de agosto un farmacéutico ya fallecido de mi pueblo me dijo, mañana te voy a enseñar la vista más bella del Naranjo de Bulnes, lleva solo la cámara de lo demás me encargo yo, repitió. No me lo podía creer, asi que mis dos rollos de Kodachrome 64 que tenía para el verano fueron para la mochila. Esa noche casi no pude dormir, estaba un poco desconcertado pues me dijo que por la tarde tenía que estar en la farmacia, y aunque por aquel entonces no controlaba mucho las distancias, llegar a Pandebano y caminar hasta él me sonaba que eran unas cuantas horas. Al amanecer de la mañana siguiente, cuando llegamos a Arriondas en vez de coger la dirección de Cangas de Onis, se desvió justo en sentido contrario, hacia Ribadesella. Asi que le dije te has equivocado de sentido, me miró socarronamente y me dijo: el equivocado estás tú. Fué entonces cuando me explicó a donde íbamos y la suerte estuvo con nosotros aquel día. Las luces del amanecer fueron increibles, aunque no sea ese momento el mejor para captar el Urriellu desde aqui, pues la pared oeste no queda bien iluminada.
Desde entonces he intentado coger bellas luces y mar potente en muchas ocasiones ... y siempre con muy mala suerte. De hecho no tengo una imagen que me guste realmente. Hace unos días aprovechando la transparencia del cielo, cambié de planes sobre la marcha y me vine hasta este lugar viendo que se acercaban nubes guapas. Al final el atardecer no fué gran cosa.

Canon 5DIII, Canon 70-200 mm f4L, ISO 100, Fusión manual de la luminancia de dos imágenes y procesado global en LightRoom

La siguiente imagen es de el año pasado, a finales de marzo después de una buena nevada y un mar realmente picado. Aqui se pueden ver perfectamente los dos macizos de Los Picos de Europa (Occidental y Central).
Os aconsejo pinchar sobre las fotos y después F11 para verlas a mayor resolución y fondo oscuro. 

Canon 5DII, Canon 17-40 mm f4L, ISO 50, Fusión manual de la luminancia de dos imágenes y procesado global en LightRoom

lunes, 2 de marzo de 2015

Deshielo

Después de las grandes nevadas de estas semanas atrás, un deshielo un poco acelerado es lo mejor para poner los arroyos a tope de agua. Y esto es lo que ha pasado estos días atrás con la ligera subida de temperatura que hubo. Decidí darme una vuelta por esta playa pues hacía bastante tiempo que no la visitaba, las anteriores veces no tenía una focal suficientemente corta como para hacer algunas composiciones y pensando como estaría la cascada ahora era el momento ideal para visitarla.

Canon 5DIII, Canon 17-40 mm f4L, ISO 100, Fusión manual de la luminancia de tres imágenes y procesado global en LightRoom

Al principio de la tarde había una ligera niebla sobre los acantilados realmente bella dándoles una excelente ambientación, el problema es que el cielo era de un gris totalmente plomizo. A medida que empezó a soplar un poco de viento el cielo empezó a mostrar claros aunque las nubes todavía no tenían excesivo color. La niebla duró un suspiro y al final solo quedó un ligero vestigio de la misma. 
Os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución y fondo oscuro. 

Canon 5DIII, Canon 17-40 mm f4L, ISO 50, Fusión manual de la luminancia de tres imágenes y procesado global en LightRoom