Translate

lunes, 14 de diciembre de 2015

Comparando Tamaños

En Portizuelo, esa maravillosa roca a la que yo llamo Skeletor suele ser la protagonista de la mayoría de las composiciones aqui hechas. Su belleza desde la parte este y su tamaño es el motivo que a élla se dirigan las miradas. Quienes conoceis esta playa os habreis dado cuenta de lo imponente que es el acantilado justo delante de esa preciosa formación rocosa. Asi que cuando se incorporan esas paredes con Skeletor, ésta parece difuminarse teniendo en cuenta la gran altitud del vertical acantilado de la izquierda, en realidad son más de 60 metros de pared vertical. Esta composición solo lo intenté un par de veces a lo largo de los años, pues nunca coincidí con un cielo potente para compensar la parte derecha de la imagen y el nivel de marea adecuado. Y con ese nivel de marea estar aqui con la espalda pegada a las paredes del acantilado es tener mucha papeletas para que te toque una "ducha marina", jeje.
Os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución y fondo oscuro.
Canon 5DIII, Canon 17-40 mm f4L, ISO 50, CPL. Fusión manual de la luminancia de dos imágenes y procesado global en LightRoom

11 comentarios:

  1. Una toma espectacular...solo para valientes. Felicidades un trabajo excelente.

    ResponderEliminar
  2. ÓSCAR TUÑÓN: Me encanta el cielo y la sensación de que la resaca te va a llevar realmente al mirar la foto. Una vez, estando al pie de ese acantilado, me cayó al lado una piedra que al rebotar contra el suelo llegó a la altura de mi cintura. Como para que me hubiera caído en ta cabeza. ¿Te has fijado que al ponerte frente a Skeletor en el otro extremo de la playa, hay una charca que forma una sonrisa perfecta? Parece talmente una cara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que aqui hace casi dos años hubo un desprendimiento en ese acantilado que literalmente tapó la playa. Ahora ya está otra vez despejado, pero efectivamente es muy peligroso caminar cerca de las paredes en ese tramo. Lo que comentas me pasó en otra playa y libre por un par de metros, con un poco de mala suerte no estaría aqui. Aquel día aprendi que NUNCA hay que caminar pegado a los acantilados. No, no me fijé, pero en próxima visita lo haré. Un saludo

      Eliminar
  3. Me da miedo solo pensar en la corrienta ue debe haber en este lugar, solo apto para chicarrones del norte. La composición de la foto es muy potente y la ejecución ni te cuento. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta playa las corrientes a veces son hasta peligrosas. La única vez que me tiró un reflujo fué precisamente en esta playa y me arrastró varios metros. Al día siguiente tenía como pequeños moratones por las piernas que no sabía su causa, hasta que caí en la cuenta que era debido a los bolos que arrastran las olas. Un abrazo

      Eliminar
  4. Excelente composicion y edicion, la textura del agua es muy atractiva visualmente, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jesus, aqui es muy fácil obtener bellos reflujos. Un saludo

      Eliminar
  5. una preciosidad de composición y peligrosa, qué valor le pones....un saludo

    ResponderEliminar