Translate

lunes, 5 de octubre de 2015

Inicio del cromatismo

Este domingo pasado después de comer decidí darme una vuelta por alguno de los valles de Somiedo para ver como estaba el otoño. Y me encontré con un día de mucho calor, con fuerte viento y bastante lluvia, vamos que esto cada se parece más a un clima tropical que a uno europeo de montaña. Desde luego si como dicen los lugareños para que la hoja tenga color tiene que haber frio, no sé lo que pasará este año porque a tres semanas del momento de máximo colorido el frio brilla por su ausencia. Aún así Somiendo siempre brinda visiones humanas de montaña preciosas. Hace muchos años en este mismo lugar, pude ver como mujeres (vestidas de faldones y pañuelos) y hombres delante de ese pequeño rellano de los teitos "mozian" (ordeñaban) las vacas. Una lástima que no fuese consciente de lo que estaba viendo, seguramente serían de los últimos vaqueiros de alzada que así vivian.
Os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución y fondo oscuro.


14 comentarios:

  1. Un encuadre precioso Jose. Muy cierto lo que comentas estuve la semana pasada en Somiedo para echar un ojo y aun le quedan de 15 a 20 dias mínimo, tuvimos buen tiempo y la noche más fría 6 grados, pero el lugar no defrauda nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no soy muy objetivo con Somiedo, para mi es un paraiso .... tantos recuerdos de juventud. Un saludo

      Eliminar
  2. Pues la semana pasada saltaba la noticia que en la zona del atlántico había una afloramiento de agua fría que puede cortar la corriente del golfo, la consecuencia podría ser un recrudecimiento del invierno europeo...
    La imagen parece sacada de otro tiempo. Quizás en esa época el bosque sería más claro debido a la extracción de leña i pastoreo, no?
    Un abrzo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas claro y abundante, sin ninguna duda. Un abrazo

      Eliminar
  3. Oh!, cielos. Y no aprovechaste para "robar" un testimonio gráfico???. Ya sé que no es tu especialidad pero yo lo hubiera intentado al menos, previo consentimiento de los paisanos, claro está.

    Un saludo,JCarles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando aquello tenía 12 años ... imagínate. Cuando ya empecé a fotografiar con 19 años mi pasión era el paisaje. Y aunque estuve muchas veces por aqui no me llamaba mucho la atención eso, en realidad vivía en una aldea. Pero alguna diapositiva todavía tengo. Un saludo

      Eliminar
  4. Hola Pepe, en realidad pasaron un puñado de años, pero no tantos para observar con tristeza el estado de abandono de los montes, aldeas enteras, ( muchas ) y modos de vida que no volveremos a ver. El " maldito progreso " que nos hace la vida más facil y cómoda a hecho pagar un alto precio , destruyendo (casi ) para siempre costumbres y tradiciones tan arraigadas en quienes tenemos unos cuantos añinos. Me apena no tener un archivo enorme de todo ello, pero claro, no tenía ni conciencia ni cámara, ja...ja.., si fuese ahora...
    La foto me encanta, el otoño asoma timidamente y ese cielo amenazante le da cierto dramatismo, no es una marina, pero se vé tú mano. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, ese ha sido el precio a pagar. Un abrazo

      Eliminar
  5. Menudo paisaje, excelentemente captado, muy buen trabajo, saludos José

    ResponderEliminar
  6. Hola Pepe:

    A pesar de tus recuerdos y de tu frustración, he de decirte que la estampa es preciosa. El contraste entre la calidez del amarillo-verdoso y el cielo amenazante no te deja indiferente. Me encanta la toma y la gama tonal.

    Un abrazo

    Jose (Física)

    ResponderEliminar
  7. Preciosa imagen, me gusta mucho el encuadre. Buen trabajo.

    ResponderEliminar