Translate

lunes, 26 de enero de 2015

Mentalizando Imágenes

Hace muchos años el que fuera mi primer profesor en el mundo de la fotografía, y sin duda alguna el que más me enseñó, me dijo en cierta ocasión que en lugar hermoso hay decenas sino centenas de bellas composiciones. Las fotografías se crean en la mente y no cuando aprietas el obturador, es una cuestión de imaginación, me decía. Es una suerte que cuando alguién comienza en este mundo te enseñen claramente los pilares de la fotografía, el buen camino a seguir. No se trata de llegar y empezar a disparar. Esta playa ha sido para mi una fuente inagotable de ejercicios mentales compositivos, es de largo la playa de la que más fotos tengo. Supongo que será porque por algún motivo me inspira, aunque pocas fotos he conseguido conforme las imaginaba. Una de las de hoy es un ejemplo de creación mental que he conseguido plasmar por fin. Cuando conocí esta zona de la playa me impresionó la sensación de mundo pétreo y vertical que presenta, y particularmente una especie de pasillo que se proyecta hacia el horizonte con unas formaciones rocosas bellísimas. En esta zona existe un dedo realmente chulo y cuando visioné ese pasillo, lo primero que pensé era lo guapo que podía quedar que su forma se proyectase en una de las moles rocosas que se ven.


Canon 5DIII, Canon 17-40 mm f4L, ISO 100, Fusión manual de la luminancia de dos imágenes y procesado global en LightRoom

Que excelente ayuda es para esto utilizar The Photographer's Ephemeris, y con él me di cuenta que solo en dos meses del año es posible que eso ocurra en la puesta de Sol. Así que desde hace tres años ando buscando esta foto imaginada. El mayor problema que me encontré fué tener ese pasillo tan chulo limpio de rocas acumuladas, habitualmente era un amasijo de ellas. Pero el invierno pasado esta zona quedó limpia, supongo que aquel brutal oleaje las volatizó. El caso es que en este mes de febrero pude por fin visualizar en la pantalla de la cámara aquello que años atrás lo veía en mi mente.

 
Canon 5DIII, Canon 17-40 mm f4L, ISO 100, Fusión manual de la luminancia de tres imágenes y procesado global en LightRoom

Os aconsejo pinchar sobre las fotos y después F11 para verlas a mayor resolución y fondo oscuro.

24 comentarios:

  1. Unas texturas excelentes. Si se llegan a iluminar las luces del fondo con el sol del atardecer, ya habría sido el summum. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ... pero, esto es lo bueno Chabier que asi no nos aburrimos y tenemos disculpas para volver. Un abrazo

      Eliminar
  2. Pues debe ser una enorme satisfacción comprobar como la perseverancia da sus frutos.
    A mi particularmente, prácticamente todas tus fotos que he visto de estos lugares me parecen excelentes y muy cuidadas en todos los detalles.
    Enhorabuena, Jose.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Emiliano, desde luego pongo muchas pasión en ellas. Un abrazo

      Eliminar
  3. A base de paciencia y buen ojo y currartelo consigues estas tomas tan espectaculares, muy guapas, un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Angel me alegro que te gusten, un saludo

      Eliminar
  4. Pues la paciencia en este caso dió sus frutos, muy buen rabajo, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me encantaría tener tu paciencia para perseguir esas ideas que tienes imaginadas en la cabeza. La primera me encanta ese agua que parece de cristal. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cuestión de proponerselo, te aseguro que da muchas alegrias. Un saludo

      Eliminar
  6. Hola Pepe:

    Me encanta la textura de las rocas y sus colores cobre, contrastantando con el medio fluido y transparente. Maravillosa arquitectura natural lograda con los cinceles del tiempo y de la energía.

    Un abrazo.

    Jose (Física)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que aqui hay invertida energía para modelar este mundo rocoso. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  7. Buena reflexión. Seguramente de los sitios que mejor conocemos y frecuentamos más es de los que sacamos más provecho.
    Las imágenes excelentes, como siempre :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo eso. Gracias por tu visita Pepet, un saludo

      Eliminar
  8. Estupendo José! Me gustan las texturas y los colores de estas rocas.Y la limpieza del agua es increíble!
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro que te gusten Hilde. Un abrazo y gracias

      Eliminar
  9. Menudos rinconcitos teneis por aquí Jose! Estoy completamente desacuerdo con tigo, las fotos hay que currárselas... vale que a veces hay suerte pero son las menos, en tu trabajo se nota el esfuerzo y pasión y esto es lo que cuenta, si encima todos los factores estudiados coinciden pues mejor que mejor.
    Preciosas fotografías compañero!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Francesc, pasión desde luego pongo mucha. Un saludo

      Eliminar
  10. Recuerdo la primera vez que lo vi, empezaba a caer una fina llovizna pero quede impregnado de al riqueza y encanto de ese rincón. Debo decir también que es extremadamente dificil conseguir una buena foto por los fuertes contrastes y reflejos que se cuelan... Enhorabuena José!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Pere, aqui si no recurres a la fusión de luminancias no hay rango dinámico que cubra esto, por ahora vamos. Un abrazo

      Eliminar
  11. Estoy con Pere si la memòria no me falla este sitio es realmente difícil por el contraste...Eso una Vez has llegado hasta aquí...magníficas tomas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente el contraste es el gran problema de las composiciones de este lugar. Un abrazo y gracias Esteve

      Eliminar
  12. Espectaculares las dos Jose, me llama sobre todo la primera por su composición y la belleza de estas formaciones, pero la segunda no se queda corta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gusten Antonio. Un abrazo y gracias

      Eliminar