Translate

martes, 19 de agosto de 2014

Playas de Barlovento I

En la isla de Fuerteventura las playas de Barlovento se les llama a una extensión de más de diez kilometros de playa dividada en dos por un pequeño islote. La más fácilmente accesible y más al sur es  la playa de Cofete. Antes de ir estuve buscando fotos en internet de esa playa para hacerme una idea de como era y no repetir encuadres ya trillados, y ya me di cuenta que tenía que intentar alguna nocturna. Este lugar me dejó impactado por la belleza del mismo, desde el punto más alto de la pista por la que se llega al lugar, la visión de los acantilados es impresionante. Tan impresionante como el viento con el que te tienes que pelear para abrir la puerta del coche. Los que conoceis el lugar os dareis cuenta que no exagero. Después de convencer a mi mujer de ir una tarde a bañarnos a esa playa, aproveché la ocasión para husmear un par de horas por el lugar. La aridez del terreno de esta isla es increible, semejante a la de Lanzarote, pero en mi opinión más agreste y desde luego mucho mayor en  extensión. En esta zona ese terreno cayendo desde montañas de más de 800 metros de altura es para admirar durante horas y es que por aqui solo ves terreno volcánico y algún cardonal. Y precisamente esta combinación me atrapó desde el primer momento, buscar algo con ritmo compositivo me obligó a dar tumbos por los alrededores. Pero al final di con una visión ideal para una circumpolar, aprovechando que tenía la Luna casi llena. Esa imagen no pudo ser, como ya os contaré en otra entrada, pero con un pequeño cambio de orientación me permitió hacer una toma que diera una idea de la belleza de este desolado lugar. Esta composición es mejor en la puesta del Sol, pero a esas horas tenía que estar en el hotel con mis mujeres de manera imperativa, asi que no quedaba más remedio que levantarse temprano. Mejor, pues a esas hora no había nadie por allí ... que sensación más agradable. No tuve suerte con ninguno de los tres días que fuí, los cielos fueron realmente bellos pero casi sin color. Los dos puntos blancos a la derecha del cardonal son dos ovejas, las famosas majoreras, alimentándose de los líquenes que crecen en las piedras. A eso se le llama adaptación, si señor. 
Os aconsejo pinchar sobre las foto y después F11 para verla a mayor resolución y fondo oscuro.

Canon 5DIII, Canon 17-40 mm f4L, ISO 100, Fusión manual de la luminancia de tres imágenes y procesado global en LightRoom

16 comentarios:

  1. Qué buena toma. Me encantan esas plantas que nacen en las dificultades de terrenos dónde la vida parece algo insospechado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, parece increible que algo pueda crecer ahí. Muchas gracias por tu visita y un saludo

      Eliminar
  2. Muchos kilómetros de paz pillaste esa mañana.....bonita planta creciendo en medio de la nada...me alegra que pasaras felices vacaciones un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Angel, un bello lugar para fotografiar y pasar las vacaciones desde luego. Un saludo

      Eliminar
  3. Aunque no sea un amanecer espectacular tiene unos colores muy guapos. ¿las nubes que las llevaste en la maleta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde Morro Jable, donde estabamos, se veian esas cumbres y en los 15 días no se quitaron de ahí encima. Vamos que eran como un sombrero, jeje. Un saludo

      Eliminar
  4. Ambiente excelentemente captado, se nota hasta la humedad ;-). bienvenido a la red

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los días que me escapé aqui el viento eran tan fuerte que incluso tan alejado de la playa tenía que limpiar el filtro de vez en cuando. Ahora entiendo lo de Fuerteventura, jeje. Un abrazo Eduard

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Gracias Jesús me alegro que te guste. Un saludo

      Eliminar
  6. Que gran encuadre Jose, el ambiente que has captado es mágnifico. Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juanjo ese lugar es realmente bello. Un saludo

      Eliminar
  7. Pues creo que te trajiste una buena captura, muy diferente a lo visto de ese lugar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo ideal desde este punto habría sido una circumpolar, pero no pudo ser. Me encantó el contraste entre el verde y esa aridez extrema del terreno volcánico. Un abrazo y gracias Pere

      Eliminar
  8. Realmente el ambiente se nota desde la silla de casa, muy bien capturado.
    Como toda buena foto transmite sensaciones
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro mucho que te transmita sensaciones. Un saludo y gracias

      Eliminar