Translate

miércoles, 2 de julio de 2014

Pepitas de Oro

La playa del Silencio es famosa fotográficamente por dos cosas, los colores de los acantilados y por su visión fotográfica con dirección oeste. Personalmente siempre me ha seducido de manera especial justo la dirección contraria, y eso es así por las luces que se pueden captar en esos imponentes murallones. Pero además es que las posibilidades compositivas son también mayores cuando enfocamos nuestra cámara al este. Si tenemos la suerte de coincidir con esas luces amarillas de los últimos rayos, aquello se convierte en un paraiso donde encontrar joyas visuales.

Canon 5DIII, Canon 17-40 mm f4L, ISO 50, Fusión manual de la luminancia de dos imágenes y procesado global en LightRoom

Os aconsejo pinchar sobre las fotos y después F11 para verlas a mayor resolución y fondo oscuro.
Canon 5DIII, Canon 17-40 mm f4L, ISO 50, Fusión manual de la luminancia de dos imágenes y procesado global en LightRoom

20 comentarios:

  1. Magnifica la luz, y ese efecto sedoso del agua, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa luz amarilla que a veces se puede ver poco antes de algún chaparrón suele ser de una gran belleza. Un saludo y gracias Jesús.

      Eliminar
  2. Coincido con Jesús, la luz es magnífica y la sedosidad del agua te ha quedado de lujo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rubens, me alegro que te guste. Un saludo

      Eliminar
  3. De todas las maneras, tu no necesitas batea para encontrar oro....preciosas luces pillaste y una composicion muy guapa..un saludo

    ResponderEliminar
  4. No creo que sea oro pero si que es un tesoro el lugar y tu capacidad de captar estos lugares. Me quedo con la primera. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también Eduard, sobre todo por la luz del pp. Un abrazo y gracias

      Eliminar
  5. Que maravilla. Siempre que paseo por tu blog, me quedo impresionada por la belleza de las imágenes que nos muestras. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues gracias por tus visitas y comentarios. Un saludo

      Eliminar
  6. Hola Pepe:

    Tanto la cueva como la serie dorada son imágenes preciosas. La luz del atardecer proporciona una cálided que has sabido recoger magistralmente. La gama de colores, magistral. Los tirabuzones en el agua proporcionan una perspectiva y sensación de movimiento ideales. Todo en su punto.

    Un abrazo.

    Jose (Física)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro que sean de tu agrado. Un abrazo

      Eliminar
  7. Excelentes ambas. No sabría cuál escoger. De la primera me quedo con las pepitas del primer plano y de la segunda con esas estelas del agua que parecen una melena perfectamente peinada.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, en este tramo de playa se peinan muy bien que conste. Un saludo y gracias

      Eliminar
  8. Pues yo me quedo con la segunda porque esas sedas tan peculiares tuyas me pueden :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro que te gusten Pepet. Un saludo y gracias por tu visita

      Eliminar
  9. Madre mia! al picar sobre ellas parece que estes allí!!!!
    Preciosas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Impresionantes, Pepe ...
    El tono amarillo intenso, la nitidez rabiosa de los elementos en pp y esos flujos, hacen que recuerde aquella foto tuya de esta zona ... una de mis preferidas de tus fotos ...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que será casualidad pero de las mejores luces que tuve a lo largo de los años la mayoría han sido en esta parte de la playa del Silencio. Un abrazo

      Eliminar