Translate

martes, 7 de enero de 2014

El tamaño de las olas

Este año la tarde de la festividad Reyes me trajo un regalo con el que no esperaba. Sabía de las predicciones de una fuerte marejada para el occidente asturiano, pero no contaba que fuese de tal tamaño. En realidad en esa tarde vi las olas más grandes que nunca haya visto. Fotografiar una marejada de ese calibre es muy difícil pues el rompiente de las olas es simple y llanamente un espumero blanco, sin detalle alguno. Un forma de obtener algo de detalle es adoptar un punto de vista elevado, pero asi y todo había que esperar a las olas apropiadas.


En estas dos primeras imágenes me di cuenta rápidamente que en la pantalla la escala de las olas se perdía desde este punto elevado. La suerte quiso que en uno de los mejores momentos de la entrada de las olas pudiera componer con la silueta de figuras humanas. En la primera a la derecha y sobre el acantilado se ve una pareja, y en esta segunda en el extremo del acantilado izquierdo se puede distinguir a dos personas. Supongo que eso ya os dará una idea del tamaño de las olas.


Sin embargo no me acababa de convencer esa visión elevada. Esta zona la conozco muy bien, pero acercarse al acantilado os puedo asegurar que daba mucho miedo, el ruido, el spray y la lluvia correspondiente después de la rotura de las olas era de impresionar. Pero conforme se apagaban las luces y vivía aquel espectáculo apabullante me carcomia la idea de no plasmar alguna ola desde un punto de vista bajo. En un momento me fijé en como una persona quieta disfrutaba de aquella visión desde la parte derecha del acantilado. Asi que pensé ahora o nunca. Dejé la mochila  a resguardo y bajé un poco por una zona de acantilado bastante guapa y con poca pendiente. Lo hacía poco a poco midiendo hasta donde podía llegar. En un momento de calma, desciendo dos pasos más, preparo la cámara y rezo para que aquella persona se quede quieta algunos minutos y en esto llega un tren de olas. Confome miraba por el visor vi una mole de agua avanzar hacia mi, dispare dos exposiciones y sin más preambulos corrí acantilado arriba con el trípode y la cámara. Mientras corría oí detrás mio el chasquido del impacto de la ola, y pensaba jo...... No me libre de la ducha de la rotura, pero de haberme quedado allí ... no sé. Esto no lo volveré a repetir en mi vida. Estoy muy contento con esta imagen, no sé lo que vosotros pensareis, pero mirar la ola y la pequeña silueta de la persona del acantilado de la derecha. La altura de esa muralla de agua que avanza que puede ser 8, 9, 10 metros?. Esta imagen os la pongo a resolución de 1400 px de lado mayor, asi que los que teneis monitor panorámico la podeis disfrutar al máximo.
Hoy más que nunca, os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución y fondo oscuro.



44 comentarios:

  1. Bestial Jose, una pasada. Yo ayer volví de Galicia y paré en Novellana y el espectáculo era brutal, como dices, olas como no había visto antes que montaban las rocas de L' Airín que ya conoces bien. Incluso la Porcebera que mide unos 25 metros la pasaban por encima. En Los Negros era una auténtica salvajada.
    Pude hacer alguna foto, pero no llevaba el equipo adecuado y solo el 100-400, además iba con el tiempo pelao, pero solo por verlo mereció la pena.
    Hoy ya había bajado bastante, me acerqué a Verdicio y las olas ya eran mucho más pequeñas.

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estuve toda la tarde viendo aquel espactáculo, no te imaginas lo que disfruté. Un abrazo David

      Eliminar
  2. INCREIBLE... En especial la tercera, es BRUTAL...
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gusten Raul. Un saludo y gracias

      Eliminar
  3. Es fundamental tener la figura de una persona para poder ver la proporción de estas gigantonas y el cielo és una gozada. Que suerte tuviste de que fuera festivo y hubiera gente, te lo mereces. Si otro día necesitas un modelo me vengo rápidamente, aunque me traeré una cuerda para atarme como los percebeiros ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá soportado el Dedo el temporal?

      Eliminar
    2. Con aquellas olas me parece que la cuerda tendría que ser más que resistente. Ahora te aseguro que si alguna embestió al dedo de frente no queda ni el recuerdo, jeje. Un abrazo

      Eliminar
    3. Por cierto Eduard, te imagine varias veces por aquellas olitas con tu kayak, jeje

      Eliminar
    4. Hay leyendas de valerosos inuits adentrándose en mares enfurecidos con sus kayaks de piel y madera recogida en la playa pero. por mi parte un temporal como este me lo miraría del campanario de Ribadeo y temblando! ;-) Un abrazote

      Eliminar
  4. Excelentes imágenes.
    De esta entrada saco dos conclusiones:
    1.- El tamaño SÍ que importa
    2.- Esos dos pasos de más en el acantilado, en mi caso, no los hubiera dado
    Un saludo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, interesante conclusión. Un saludo y gracias Pepet

      Eliminar
  5. Hola Pepe, esta vez has conseguido que oiga el mar y que sobre todo con la tercera tenga la sensación de tener unas gafas 3D, tiene un volumen brutal. Yo me perdí todo el temporal por eso agradezco tus fotos un montón. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que conste que esa ola la disfruto ahora, porque en aquel momento la vi de refilón y sobre todo la oí. No te imaginas como estaba el mar, buf!!!. Un saludo y gracias Ana

      Eliminar
  6. Una serie de fotografías marinas que dominas con maestría, me encantan las 3 pero la tercera es la que mas me gusta no ya por composición ya que son las 3 excelentes sino por los tonos cálidos bellísimos, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El atardecer se quedó muy guapo Jesús, fué el colofón de aquel espectáculo. Un abrazo y gracias

      Eliminar
  7. Madre Mia!!!
    Estos dias que veo en las noticias ese temporal,me acordado mucho de ti. Y ahora al leer esta entrada, me quedado impresionada uauu yo solo con el sonido de esas olas ya estaría asustada.
    Cuidate!! no quieras apurar tanto,que aun que nos gustan estas fotografías, queremos disfrutar de tu trabajo por mucho tiempo.
    Una abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Esther. Para que te des una idea, el ruido de las olas lo estaba oyendo como a un km del acantilado cuando iba en coche, imagínatelo allí. Un abrazo

      Eliminar
  8. Me parece que no salió mi comentario anterior.
    Decía que impresionantes las fotos y el mar, sencillamente espectacular. El sábado estuve en Pría "bufoneando" y en mi vida los había visto así.
    Pero Jose, recuerda que queremos seguir disfrutando de tus fotos, así que cuidadín ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paco, también me ha dicho un conocido que estuvo por la zona el fin de semana que los bufones estaban impresionantes. Gracias por pasar y un saludo

      Eliminar
  9. Impresionantes las tres, y la tercera se sale...pero cuidadin, que todavía te queremos mucho...un saludo y a seguir disfrutando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno eso fue un momento de locuara pasajera. No lo volveré a repetir, jeje. Un saludo y gracias

      Eliminar
  10. perdón, pero vos sos quien sigue mi blog,avatar taza?...digo, porque no se hace posible llegar, al mismo...
    encontré TODO, muy bueno!texto, fotos, etc...un abrazo
    lidia-la escriba
    www.nuncajamashablamos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Espectaculares imágenes, pero cuidado que estas las carga el diablo

    ResponderEliminar
  12. Hola Pepe:

    Sencillamente,.... magestuosas escenas que nos trasladas y nos haces disfrutar. Somos unos afortunados de tenerte a tí para hacernos testigos de esa Naturaleza maravillosa e infinitamente poderosa, al igual que tu pasión y tu emoción. Pero, ya sabes, te necesitamos entero.
    Esa tercera foto es especial: una diagonal divide el estado sólido inmóvil (la roca) y el estado líquido, que muestra una cinética espectacular. Las luces del fondo son el telón perfecto de ese conttraste.

    ¡Quizá irrepetible!

    Un abrazo.

    Jose (Física)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego para mi esta tercera si que tiene un significado especial. Me alegro que te gusten Jose, un fuerte abrazo

      Eliminar
  13. Joer, qué miedo. Yo no me acercaría tanto como te has acercado tú. Con lo que vi en las noticias ya me imaginé que habría más de un fotógrafo buscando esas rompientes, tú incluido je je. La tercera es sensacional. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil resisterse a no hacer alguna foto de esa paredes de agua. Pero si lo consigues a la primera nada de volver a repetir. Un abrazo Chabier

      Eliminar
  14. Muy buenas Jose. Me encanta la tercera.

    ResponderEliminar
  15. Respuestas
    1. Un poco pasado por agua, jeje. Gracias y un saludo

      Eliminar
  16. Vaya pedazo de olas Jose, muy guapas y gracias por mostrarnos la escala. Sin duda hay que llevarse mucho ojo al acercarse ahí.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen los pescadores de la zona (y curiosamente ya me lo han dicho varios) que cuando te acercas al mar siempre tienes que estar mirandolo de reojo, y sino lo miras, escucharlo antentamente, para evitarte algún disgusto. Un saluod y gracias

      Eliminar
  17. Cuidadito Jose´que queremos seguir viendo fotos tuyas, ja ja ja.
    Por las fotos !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  18. Una serie sensacional !!!
    Has sabido aprovechar cada momento magistralmente.
    Enhorabuena!
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Hilde me alegro que te gusten. Un abrazo

      Eliminar
  19. Pues yo me he quedado empanado mirando las fotos. Impresionantes!. Además con reto tipo dónde está Wally incluido. Anda que no me ha costado ver las figuras (de hecho sólo las he visto, creo, en la segunda)!.
    Bueno, en cualquier caso felicitarte por las imágenes y espero que no te toque "dormir en el balcón" algún día de éstos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, pues estuve a punto más de una vez, pero al final se compadeció de mi. Gracias y un abrazo Joan Carles

      Eliminar
  20. ¡¡ Mira que eres "enrea" !! ... pero, desde luego, ha merecido la pena ...
    La tercera es impresionante: por los detalles del p.p., por los tonos guapos del cielo, pero sobre todo y como dices tú, por poder mirarle a los ojos a esa mole de agua ... impresionante.
    ¡ Como te lo estas pasando este año con los temporales por tu tierra ... !
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ese día Juan Carlos era para alucinar de como estaba el mar. Habia olas que antes de romper parecian muros de agua, no te exagero. Si que me lo pasé bien. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  21. Impresionante!!
    Cuando aquí tenemos "temporales", a escala Mediterranea, es un gozada vivirlos de cerca.
    En el Cantábrico tienen que ser....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todas formas Jordi este temporal fué algo atípico también aqui. En el sentido de que algunas olas eran descomunales, como muros de agua. Desde luego yo nunca vi nada igual. Un saludo y gracias

      Eliminar