Translate

sábado, 29 de junio de 2013

Un Mundo Cambiante

Hay algunas playas del occidente asturiano que son una fuente inagotable de composiciones y no exagero. Y eso es así porque el mar y la arena que mueve se encarga de cambiarlas constantemente. Unas veces deja aflorar formaciones rocosas, otras veces las tapa y asi con cualquier combinación intemedia. Lo curioso del caso es que tampoco hace falta que ocurran temporales, el simple transcurrir de las mareas se encarga de ello. Os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución.

miércoles, 26 de junio de 2013

Jugando con el agua

Como algunos de vosotros sabeis, me encanta captar el movimiento del agua, y cuando te fijas en ella puedes lograr imágenes únicas. Esta es un ejemplo, en la retirada de alguna ola se formaban aleatoriamente pequeños remolinos, asi que era cuestión de utilizar una velocidad en torno a dos segundos para captarlos adecuadamente. Eso si, tan caprichosos eran que se formaban en lugares diferentes y no había manera de cogerlos en el punto adecuado, pues en esta imagen me habría gustado que estuviera un poco más a la derecha para optimizar el recorrido visual. 

En esta imagen se observa un fenómeno curioso pues se ve como el agua rodea la roca pero sin una ola que le de movimiento. Fue una pena que la curvatura de ese frente fuera mayor para poder captar un cículo más definido, pero era imposible pues me desbordaba por mi derecha un trozo. Os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución

lunes, 24 de junio de 2013

Los Pilares del Mar

Esta composición es fruto de una de esas casualidades que la suerte te regala de vez en cuando. Caminando por el acantilado de esta zona tuve un pequeño resbalón y el consiguiente culazo, asi que mientras me levantaba echando juramentos a diestro y siniestro, mi vista se fijó en un pequeño arco en la roca justo debajo de mi y a la derecha. Me llamó mucho la atención, pues compositivamente tenía un fondo muy guapo. Dolorido del golpe, esperé un poco a que bajara la marea y el agua dejara libre esa zona. Es curioso, pero desde la playa este precioso arco pasa casi desapercibido pues queda como camuflado con el acantilado. Ese día no había buenas luces para mi gusto, asi que aproveché para estudiar el punto óptimo de composición, y la verdad es que hay que hacer un poco de malavarismos para optimizar el encuadre. Esta vez son esas ocasiones en las que realmente tener un tripode pesado y largo te salva una foto guapa. Subo dos versiones de la misma composición hechas con media hora de diferencia, más o menos. Os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución






domingo, 23 de junio de 2013

Como pasar una tarde sin hacer una foto o casi

Cuando dispongo de una tarde libre para fotografiar, lo primero que hago según salgo de casa para ir a trabajar es mirar al cielo. Asi que si las ocupaciones profesionales dejan libre mi mente, según camino voy imaginándome luces y composiciones acorde a lo que veo en el cielo en ese momento. Esta mañana las nubes que cubrian el cielo estaban impresionantes, bueno para mi. Espesos conglomerados de nubes casi negras cubrian aleatoriamente el cielo, asi que cada vez que tapaban el Sol, la luz ambiente disminuía de forma importante. Los pronósticos eran de un emporamiento a medida que avanzaba el día, vamos que la mañana empezaba bien. Y efectivamente por la tarde tenían el mismo aspecto, así que nada más llegar a casa fué coger la mochila y para la playa. En la costa la cosa era totalmente diferente ... ni una nube, solo en el horizonte se veía una pared nubosa que ahí estuvo toda la tarde para mi desdicha. Con aquella luz y aquel cielo, desde luego las musas se largaron de mi cercania inmediatamente. Después de dejar la mochila y el trípode en un hueco del acantilado, me fuí a patear el extremo derecho de esa playa que desconocía. Menos mal que la conversación con un pescador que por allí estaba hizo muy llevadera la tarde, el tiempo pasó rápido y de regreso el Sol ya se estaba ocultando. Pero a diferencia de lo habitual por estos lares, hoy la luz era muy guapa. La combinación del naranja, rosa y violeta del cielo me gustaba como quedaba con el verde del mar, a pesar del azul existente sobre mi cabeza. Y ésta fué la única foto que hice esa tarde. Os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución

jueves, 13 de junio de 2013

Mi Vista Preferida y Lejana de El Silencio

Yo creo que todos tenemos un sitio que destaca sobre los demás en cuanto a preferencias fotográficas. El mio se encuentra en el extremo este de la playa de Gueirua y desde allí se tiene una vista preciosa de los murallones de la playa de El Silencio y alrededores. A mi me parece una vista majestuosa, cuando llueve y los acantilados estan mojados los reflejos dorados de las últimas luces del atardecer me parecen fascinantes. Os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución


sábado, 8 de junio de 2013

Amanecer en La Huelga

Nunca había estado en esta playa al amanecer siendo como es su orientación muy propicia para esos momentos. Llegué prácticamente de noche para buscar alguna composición desde la playa con tiempo y sin agobios. Tiempo tuve de sobra, tranquilidad no tanto, pues a pesar de tener una marea muy baja de vez en cuando entraba alguna ola un tanto encabritada que ponía en riesgo el equipo. Al final no pude estar mucho tiempo en la playa pues me estaba empezando a preocupar la salida, las olas cada vez batian con más fuerza aunque en esos momentos todavía la marea estaba bajando. Asi que me tuve que ir justo cuando el cielo se empezaba a cubrir con nubes muy guapas y las paredes de los acantilados empezaban a mostrar los primeros brillos de la luz solar.

Salir me llevó un rato bastante largo pues tuve que estar esperando momentos de calma en el oleaje para poder atravesar el "desfiladero" que da acceso a las escaleras de subida. Hace un año más o menos el tránsito por esta zona se hacía sin desnivel alguno, todo estaba relleno de arena. Ahora hay bastante pozas que cubren, algunas, hasta el pecho. Una vez arriba el sol ya había salido, el cielo estaba con unas nubes guapísimas y el acantilado radiante de luz amarilla lo hacía ideal para ponerlo en primer plano.

jueves, 6 de junio de 2013

Una Pequeña Alegria

Hace unos meses uno de los editores de una revista online de fotografia de viajes se puso en contacto conmigo, para ser fotógrafo invitado de una de sus entradas. Me pedían unas seis fotos y una pequeña presentación en inglés. En su momento me hizo mucha ilusión y después de unas semanas les envié las fotos y el texto. La verdad no tenía mucha esperanza que publicasen el contenido, pero esta mañana me han enviado el enlace que os pongo a continuación, hoy no hay foto, jeje. Una gran alegria para el día de hoy:
http://www.phototravelreview.com/featured-photographer-jose-fernandez/

Por sugerencia de Chabier Lozano subo una imagen, asi que ahora ya hay foto.

martes, 4 de junio de 2013

Una visión de El Silencio

Esta composición de esta preciosa playa, tiene en mi opinión una enorme fuerza compositiva. Sin embargo para sacarle todo su poderio yo creo que necesita un cielo con las nubes apropiadas, que de alguna forma realzen estas rocas del lado izquierdo sin competir con ellas. Hasta la fecha esto es lo mejor que he conseguido en mi opinión y es que hay muy pocas oportunidades, o mejor dicho mareas al cabo del año, que permitan llegar aqui al amanecer o atardecer. Os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución


domingo, 2 de junio de 2013

Bufones y algo más

A partir de olas de 4 metros y la marea subiendo ya podemos disfrutar de los muchos bufones que se pueden ver por la costa oriental asturiana. Aunque hoy las olas tenían poco más de esa altura los bufones eran de un tamaño considerable. En esta primera imagen se puede ver la pequeña silueta de una persona que da escala a la imagen.   


En mi opinión existe un rincón prácticamente desconocido que resume la belleza de estos fenómenos, que compositivamente es muy singular y que lo podeis ver en la siguiente imagen. Al fondo se ve una mancha blanca que corresponde a una entrada del mar en tierra y donde habitualmente suele haber mucho oleaje cuando la mar está picada. Hace bastantes años pude ver en repetidas ocasiones como columnas de agua se elevaban hasta una altura que se proyectaba a mitad de ladera de la montaña del fondo, creando el agua al descender una especie de seta acuática. Desde entonces siempre que pude venía a buscar esa foto, pero nunca volví a ver aquel espectáculo. En algunas ocasiones pude hacer fotos del rompiente de las olas en ese lugar alcanzando una altura considerable, aunque parezca increible, tanto que se proyectaban en la cima de la montaña del fondo. Pero no en forma de columna, supongo que tendrá que coincidir olas de altura determinada con niveles de marea adecuados. Aqui se ven dos bufones, pero con olas de 6 metros y más se pueden ver otros dos sobre el acantilado de la izquierda. Con marejadas en este lugar el movimiento del agua parece como estar en una olla a presión, es algo digno de ver. Da algo de miedo llegar a esta zona pues hay que estar un poco expuesto al oleaje, y en esas condiciones una ola perdida es, seguro, una ducha integral. Os aconsejo pinchar sobre las fotos y después F11 para verlas a mayor resolución.