Translate

domingo, 17 de febrero de 2013

La Energía del Mar

Si uno se quiere hacer una idea de la energía que esconde el mar no tiene más que pasarse por este tramo de la costa llanisca para darse cuenta de ello. El impacto de las olas contra la verticalidad de los acantilados, origina un enorme reflujo de agua que choca con las olas entrantes dando lugar a una especie de olla en ebullición. Usando una velocidad de obturación adecuada se puede "peinar" el agua para conseguir, en mi opinión, un efecto visual guapísimo.

Todos estos acantilados están plagados de agujeros en la roca que comunican con el mar. Asi que cuando el mar está picado suben columnas de agua y/o aire a presión que en ocasiones originan un gran ruido. Es como si el mar nos quisiera atemorizar. Las predicciones del estado de la mar para esa tarde eran de casi mar arbolada en esta zona, desde luego en las imágenes se puede ver que el impacto de las olas tienen alturas de unos 30 m.

domingo, 10 de febrero de 2013

Seguimos con las Lluvias

Sigue lloviendo/nevando y parece que el tiempo a vuelto a la normalidad de lo que era antes por estos lares. Aunque no lo dijera, mi última visita a este lugar no tenía por finalidad hacer las fotos que hace unos dias subí en otra entrada del blog. Ultimamente los cielos estan increiblemente guapos, nubes espesas y oscuras que dan un volúmen al cielo notable. A mi me gustan así y a poder ser sin color, dan mucha más fuerza compositiva y desde luego son ideales para rellenar espacios. En esta playa llega un arroyo que si vas mil veces lo verás mil veces distinto, su cauce en la playa nunca va por el mismo sitio, es algo realmente curioso.

Como decía al empezar ésta es la composición que tenía en mente y hoy lo he conseguido ... de casualidad. Si os fijais está tomada desde un punto ligeramente elevado, esto permite sacar mucho detalle al movimiento del agua. Pero el gran problema de esta foto es llegar aquí, aunque ni muchísimo menos el mayor. Una vez subido a la roca que sirve de promontorio estás expuesto al impacto de las olas y las correspondientes salpicaduras. Y desde luego rezar para que no venga una ola un poco "perdida", pues en ese caso puedes considerar que tu cámara ha llegado a su fin, incluyendo el correspondiente chapuzón. Hoy tuve suerte, pues aunque hubo alguna un poco fuerte, pude protegerla perfectamente. Personalmente me encanta esta imagen por la enorme fuerza compositiva que tiene, estoy muy satisfecho con el resultado y desde luego creo que no volveré a probar "fortuna". No sé cual será vuestra opinión.



miércoles, 6 de febrero de 2013

Fiasco en el Macizo de Ubiña

Para los que vivimos en la zona centro de Asturias el macizo de Ubiña es el lugar ideal para hacer fotos de montaña, situado a 50 min en coche, en el peor de los casos, y perfectamente comunicado. Y a pesar de su cercania y buena comunicación su deterioro es muy bajo. Ciertamente no tiene la grandeza de los Picos de Europa ni mucho menos de los Pirineos, pero sus posibilidades fotográficas son enormes. Desde cualquier punto cardinal que se visite su belleza no pasa desapercibida. Esta tarde decidí hacer una incursión por la vertiente oeste, coincidente con la zona leonesa del valle cuya cabezera es San Emiliano. Esta zona tiene la ventaja de ser la menos abrupta de todas con lo que con nieve y raquetas es fácil caminar y en poco tiempo se puede llegar a zonas muy guapas. La tarde no presentaba buen aspecto fotográfico, el cielo estaba totalmente azul aunque algunos pequeños girones de nubes se colaban hasta aqui desde el norte. El andar tampoco era muy fácil pues se pasaba de zonas de mucha nieve a otras en las que casi no había, quitar y poner raquetas era un lio. Después de 45 min, me paré a ver un poco los alrededores y ya me fijé como la típica niebla del norte empezaba a resbalar por las laderas con no muy buenas intenciones. En cuestión de 15 min estaba empezando a cubrir el cielo y ya me di cuenta que no tenía sentido seguir. Diez minutos más tarde ya no se veía ninguno de los picos de la zona y llegando al coche la visibilidad era muy pequeña. Todavía quedaba más de una hora para la puesta de sol y la verdad es que me resistía a marcharme sin hacer ninguna foto. Alguna llamada telefónica y lecturas de la tableta hicieron pasar el tiempo rápido, hasta que en una mirada a la izquierda vi un pequeño hueco en el cielo. Y unos minutos más tarde un claro dejó ver algo de la zona de los picos del Fontán, para volver a taparse definitivamente. Por lo menos no me fuí con las manos vacias.

domingo, 3 de febrero de 2013

Las Últimas Lluvias

Para mi una de las cosas más bellas de la costa de esta parte de Asturias es la cantidad de cascadas que vierten sus aguas directamente al mar cuando las lluvias son muy abundantes. Llevamos varias semanas lloviendo como antes lo solía hacer, es decir, casi todo el día. Asi que los rios y los arroyos van sobraos de agua y las cascadas estan en su esplendor. Ocurre que para sacar todo su potencial hay que fotografiarlas con el nivel adecuado de marea y en este caso requiere tener una media marea. Esta tarde las condiciones no iban a ser las óptimas pues no iba a coincidir con la puesta de sol, sino con una hora de antelación. Al siguiente día no iba a poder desplazarme, asi que había que intentarlo. El cielo estaba espectacular ... asi como el viento. El primer problema es que originaba la ruptura de la cascada disminuyendo su impacto visual, pero lo del spray fué un auténtico problemón. Ésta es la única toma limpia que salió de la sesión, y no es que hiciera muchas, pues en este punto no se puede permanecer más de 20 minutos sin que las olas te lleven por delante. Asi que tuve bastante suerte.


Una vez dejas este lugar hay que hacerlo rápido sino quieres quedarte cerrado por la marea. Y visto como se estaba poniendo el cielo me fuí al principio de la playa para aprovechar aquellas luces. En esta zona el acantilado es realmente llamativo, roca de color negro con incrustaciones de marmol blanco. O eso creo yo, a lo mejor estoy diciendo una tontería y es otro mineral. Hace años esta composición me trajo de cabeza una temporada, con filtros degradados no había manera de captar esos reflejos tan guapos sin alterar parte de los mismos. La fusión de imágenes en este caso es donde realmente se ve la superioridad en los resultados conseguidos. Aqui cuando entran las olas, el reflujo origina un abanico bello hasta decir basta ... bueno si la mar está lo suficientemente picada. Hoy no era el día y este reflujo es lo mejor que pude coger. De haberlo logrado habría una separación de zonas muy bella. En mi opinión esta composición no es impactante pero si muy guapa, la condición necesaria es tener un cielo potente que compense la parte oscura derecha. Y hoy sí que era el día adecuado.

 Las nubes se movian una velocidad increible y las condiciones de luz tambén, en un momento en dirección norte una enorme masa nubosa adquirió una tonalidad amarillenta preciosa. Lo bueno que tiene conocer los sitios es que instintivamente ya sabes la composición y los tiempos de respuesta son tan bajos que no se escapan las oportunidades.