Translate

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Otoño 2013 en tierras de Somiedo

Para mi hablar de Somiedo es sinónimo de subjetividad. Es tanto el cariño y los buenos recuerdos que me traen de mi temprana edad montañera, que no puedo decir más que cosas buenas de este trozo de tierra astur. Desde luego no tiene la grandiosidad de Los Picos de Europa, ni mucho menos de los Pirineos, pero en mi opinión destila vida por todos sus valles. No solamente animal, todavía hoy en día ves a campesinos y ganaderos viviendo artesanalmente de esta zona. Hacía como cosa de cuatro años que no venía por aqui en el otoño, y este año ya tenía mono de pisar alguno de sus valles.


Las imágenes corresponden a dos tardes diferentes, en las que las nieblas que iban y venían creaban una luz meláncolica que a mi me encanta. La soledad del lugar me recuerda a la de hace muchos años, en las dos tardes que estuve pateando por este valle no me encontré con ninguna persona.




Esta composición la tengo repetida múltiples veces, y no es que tenga nada especial, solamente muy buenos recuerdos de estar aqui acampado hace muchos años en algunas ocasiones. Os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución y fondo oscuro.

39 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me alegro que te gusten un saludo. Gracias por pasarte

      Eliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo respecto a Somiedo, un lugar para recordar, al que he ido varias veces y volveré en cuanto pueda. De momento tus fotos me reconfortan.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las primeras veces que fuí en verano recuerdo como subiendo por el valle del Lago la gente estaba afana recogiendo la hierba, son escenas que aún se pueden ver y son realmente bellas. Esto no creo que tarde mucho en desaparecer y quede solo turismo. Un saludo y gracias

      Eliminar
  3. Son preciosas Jose, que envidia sana, si es que uno no puede estar en todos los sitios. al final se me pasa el otoño y de bosque nada...un saludo

    ResponderEliminar
  4. Jose... como siempre, espectaculares. Somiedo gran lugar y digno de visitar.

    ResponderEliminar
  5. La única vez que he estado por esta tierra tuve la suerte de visitar Somiedo (y las Brañas del Pornacal) tuve la sensación de hacer un viaje en el tiempo. Celebro que se conserve este espacio tan equilibrado al igual que tus magníficas imágenes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te cuento la primera vez que estuve en La Pornacal y la gente que por allí se veia, alucianarías. Por cierto que ahora está prohibo subir por la otra ladera de ese valle a un precioso lago que hay allí y muy poco conocido. Está dentro de la zona de protección del oso. Un abrazo Eduard

      Eliminar
    2. Ese viaje lo hice en el 84 y exactamente, fui a ver a los osos, objetivo que no logré (solo las huellas) y aun esta pendiente. Ya ves que soy un poco lento ;-)

      Eliminar
  6. La localización de la tercera foto tiene muchísimo potencial, en la foto qu enos muestras le falta un poco más de colorido.
    La zona de Somiedo no la conozco, pero recuerdo que la primera vez que fui a Asturias estuvimos en la zona de Muniellos y me encantó. Las montañas no serán tan espectaculares como Picos o Pirineos, pero la zona occidental no desmerece en absoluto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chabier yo creo que la belleza de Somiedo radica en la conjunción de montaña y vida rural muy bien sincronizada o conjugada. Para que tes una idea, el último día que estuve allí podías ver a la entrada de un bar en Saliencia toda una hilera de madreñas y la gente dentro hablando de ganado. Era por semana, pero allí no había ni un turista, esto son cosas que no van a durar mucho. Un abrazo

      Eliminar
  7. Pues yo no he tenido la oportunidad de visitarlo, pero desde luego que ocn estas fotos no hace falta mucha más promoción, jeje.
    Unas fotos muy guapas, parece un lugar muy agreste y salvaje.
    Algo que me ha llamado la atención es cómo esos árboles, supongo hayas, "trepan" por esas laderas tan empinadas. Parecen ejemplares adultos y luego empieza el prado subalpino de golpe, sin que se aprecien ejemplares de menor porte u otros arbustos. Puede ser o me lo parece a mi¿?-
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salvaje si que lo es, agreste no tanto. Efectivamente lo que comentas Joan Carles asi es, la razón no lo sé. Un saludo y gracias

      Eliminar
  8. me gustan mucho la combinación de montañas y los colores del otoño.
    muy guapas las fotos!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Que privilegio el tuyo,envuelto de preciosas tierras y costas. Y con don para captar su belleza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que tienes razón, es una tierra bonita ésta donde vivo. Gracias por pasarte Esther

      Eliminar
  10. Una gozada todas, la 3ª, impresionante.
    Buen trabajo, José!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio, me alegro que te guste. Un saludo

      Eliminar
  11. Fantásticas! realmente que privilegiados somos al tener tierras tan mágicas y variadas. Me gusta especialmente la primera con esa desnudez vestida de colores otoñales. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también es una de las que más me gustan. Un saludo y gracias

      Eliminar
  12. Preciosas fotos Jose, se ve que cuando abandonas la costa y te vas a la montaña tus imágenes no bajan de calidad.
    La tercera me encanta.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Hola Pepe:

    Cuatro escenas magníficas del otoño. La última de ellas me impacta especialmente, por la gama cromática del bosque y la presencia de reminiscencias humanas. Ojalá se prolongue mucho tiempo ese estado tan puro que evocan tus escenas.

    Un abrazo.

    Jose (Física)

    ResponderEliminar
  14. No conozco mucho la zona de Somiedo, pero viendo tus imágenes invita a volver pronto por esa zona.
    Estupendas fotos de un época tan estupenda como es el otoño.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te lo aconsejo y ten en cuenta que Somiedo no solamente es el Lago del Valle y La Pornacal. Un abrazo y gracias

      Eliminar
  15. Pués está realmente bonito el rincón este que nos muestras.
    La soledad en el bosque y la montaña le hacen sentir a uno algo especial, rodearse toda esta naturaleza y formar parte de ella es magnífico.
    Excelente serie Jose!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fran, desgraciadamente ya no digo la soledad pero si cierto sosiego en el monte es algo que en los lugares más visitados, ya nunca volverá. Este verano acompañando a unos amigos por la ruta del Cares me quedé literalmente alucinado. Aquello era un circo. Un saludo

      Eliminar
  16. Me gustan todas, especialmente la tercera.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y también la más difícil de hacer de todas. Gracias por pasarte José Luis, un saludo

      Eliminar
  17. ¡Qué precioso! Yo también tengo predilección por Somiedo y en otoño me lo he perdido muchos años. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada ... el año que viene tienes la oportunidad porque esto ahora ya debe estar blanco. Un saludo Ana

      Eliminar
  18. sí !! ahora por esa carretera hacía arriba poco se podrá subir jejeje

    me encantan Jose, apunta otro que le apasiona Somiedo.. si estuviera un poco más cerca de mi casa............ jejejejje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si eso tiene que estar blanco a rabiar ahora. Es que desde Grao ya sabes que está a tiro de piedra, jeje. Un abrazo

      Eliminar
  19. Preciosas Jose, menudos paisajes otoñales más guapos que has hecho este año, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  20. Son todas fantásticas, no se puede elegir a una y que destaque entre las demás. Están todas en lo mas alto del podioum. Un saludo

    ResponderEliminar