Translate

domingo, 4 de marzo de 2012

La soledad de los Lagos de Covadonga

Por problemas de acceso a los lagos de Somiedo hizo que a última hora considerara venir a esta preciosa zona de Covadonga para intentar hacer algo de fotografia nocturna. La primera y grata sorpresa fue ver que a la puesta del sol ya no había nadie por allí, estaba en total soledad, creo que es la primera vez que me ocurre esto en esta zona. El atardecer tenía unas nubes muy guapas para componer pero un problema para las nocturnas, asi que decidí quedarme por los alrededores del lago Ercina y hacer alguna nocturna en este lugar si al final las nubes lo permitían. Mi intencion original era caminar un poco en dirección a la vega de Ario desde donde hay una vista muy guapa del Cornión.


Desde esta última posición me gustó como quedaba Orión con Júpiter y Venus a la derecha, con una distribución compositiva muy guapa. La temperatura era ideal, sin apenas frio, y estar en aquel paraje en total soledad era un placer. Tuve que subir el encuadre hasta justo el borde de la Luna pues de no hacerlo cortaba a Orión, mi constelación favorita del invierno. Razón por la cual se aprecia luz parásita en el centro del fotograma, pero algo imposible de eliminar con cualquier objetivo dada la luminosidad que ya tenía la Luna. En la imagen de abajo se aprecia como la parte izquierda está ligeramente fuera de foco debido al descentramiento de alguna lente del gran angular Samyang 14 mm f2,8. Afortunadamente este problema ya no lo volveré a tener pues la gente de Fotocentro de Gijón me lo han cambiado sin ningún problema, excelentes profesionales sin ninguna duda. Una pena que hubiese ido a la localización originalmente pensada, pues poco a poco se fue despejando, pero bueno queda para otra vez.

8 comentarios:

  1. Si, no hay mas que esperar a que se vayan a llenar la barriga o a sobar ... para quedarse solo en la mayor parte de los sitios.
    De la primera, me gustan los tonos dorados, de la segunda, el punto de vista y de la tercera, ese cielo azul estrellado.
    Curiosa coincidencia: Orien es mi constelación preferida ... y es que ese agrudamiento de estrellas del cinturón es "mágico".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Buenas José... muy guapa la serie. Lo de estar solo en sitios así es una gozada. Con ganas de ver lo que sacas de la otra localización de la que hablas.
    Me alegro de que no tuvieses ningún problema para cambiar la lente... Un saludete...

    ResponderEliminar
  3. De las dos del atardecer, me gusta el primer plano de la primera y los rayos de luz que salen de la segunda (a parte de la foto en general, claro)!!!
    La nocturna te ha quedado de lujo José!!!
    Estar en un paisaje así, en esas condiciones, tiene que ser una verdadera gozada!!!
    A ver si me pongo yo a hacer algo con las estrellas....
    Un saludo,
    Iker

    ResponderEliminar
  4. Por un día no coincidimos, y cuando fuimos nosotros tampoco había nadie. Aprovechaste bien el día, unas fotos preciosas.
    un saludo

    ResponderEliminar
  5. La nocturna es un lujo de foto, pero la segunda tiene una luz muy especial. Muchas veces con alejarse unos cientos de metros es más que suficiente para estar en la más absoluta soledad...

    ResponderEliminar