Translate

lunes, 28 de noviembre de 2011

Playa Castiellu con diferentes luces

Esta playa situada en el concejo de Llanes no es la más conocida fotográficamente hablando, a diferencia de otras de la zona que ya son un icono dentro de la fotografía de paisaje. Sin embargo para mi tiene un encanto especial aunque debo reconoce que desde el punto de vista compositivo es bastante difícil, sobre todo con marea baja.



La siguiente foto está hecha en un encuentro con los compañeros, y excelentes profesores, de TheNorthPhotoTours aprovechando su estancia en uno de los cursos que organizaron en el oriente Asturiano. La tarde fué realmente mala en cuanto a luces se refiere y solamente durante unos minutos al final del dia el cielo presentó algo de detalle. Recuerdo como a algunos alumnos les disgustaba la presencia del ocle, a mi me encanta. Sobre todo cuando está recien depositado por los temporales en las playas, es entonces al caminar por esa alfombra natural cuando uno respira a mar. Por otra parte, siempre me ha encantado incluirlo en el primer plano para actuar de contraste de color con el cielo, y hoy estaba ideal para ello





martes, 15 de noviembre de 2011

Hayedos Frente al Mar

Estamos muy acostumbrados a asociar bosques de hayas con montañas rodeándolos, incluso cuando la temperatura baja lo suficiente, es la nieve el manto de esas montañas. Pero causa un gran impacto el ver bosques de hayas con el mar como telón de fondo. En Asturias hay un ejemplo, muy cerca de Colunga, donde poder ver un precioso y solitario bosque de hayas teniendo el mar a 5 km de distancia visualmente.


Evidentemente no tiene una extensión tan grande como los que se pueden encontrar en la Cordillera Cantábrica o en las cercanias de Los Picos de Europa, pero en contrapartida su belleza es remarcable. El comienzo de la ruta es un tanto desconcertante pues nos encontramos con eucaliptos y espineras, nada que pueda parecerse a estas imágenes. Es cuando el sendero ascendente se adentra en el valle del bosque que el paisaje cambia de manera abrupta y nos introducimos en una gran espesura de vegetación.


Es un bosque para disfrutar, fácil de llegar y sobre todo solitario, más que nada por ser muy poco conocido. Dicen que es el bosque al sur de Europa situado a menor altitud.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Luces de Otoño en el Bosque de Valgrande

Nunca había prestado mucha atención a este bosque pues al estar situado entre una estación de esquí y una autopista, pensaba que no merecía mucho la visita. Sin embargo, una vez dentro de él la frondosidad de las hayas y los arroyos que lo cruzan dan lugar a un sitio realmente salvaje del que disfrutar, sobre todo teniendo en cuenta su enorme extensión. En los dos días contiguos que lo visité no paró de llover ni un minuto, así que todas las imágenes estan hechas bajo el paragüas con el añadido de que en algunos momentos las rachas de viento eran muy fuertes. Ya os imaginais los cabreos cuando al visionar las imágenes se ven gotas de agua y demás, a lo que hoy se añadió como en el arroyo que baja de la estación de esquí se ven algunos restos de plásticos.



Cuando se habla del cambio climatico se recurren a cambios de temperaturas máximas y ciclos de lluvias, pero personalmente lo noto en la ausencia de nieblas que siempre había por estos bosques. Recuerdo cuando era niño como en los otoños lluviosos, tal que estos días, los bosques de castaño cercanos a mi pueblo estaban durante días envueltos en la niebla. Como también recuerdo el miedo que me producía entonces caminar con esas nieblas entre ellos para ir a buscar castañas cuando ya caían al suelo. Estos días serían los momentos ideales para tenerla, pero ni rastro de ella a pesar de que la humedad se masticaba, bueno está claro que nunca llueva a gusto de todos, jeje.