Translate

sábado, 14 de mayo de 2011

Una terraza al mar

Recorrer tranquilamente los acantilados, sin prisas, a veces da lugar a descubrir pequeños tesoros fotográficos que cincuenta metros mas atrás ni te lo imaganibas. Esta pequeña terraza es uno de esos lugares en los que te puedes pasar un día entero haciendo fotos jugando con las luces, las diferentes orientaciones y sobre todo los pequeños detalles.











9 comentarios:

  1. Te felicito por la calida extraordinaria de estas fotos. HDR perfecto! ¿Se puede saber dónde se halla ese paraiso?
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Fantásticas, como nos tienes acostumbrados.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por los comentarios. Antonio, ninguna de estas fotos es HDR, todas estan procesadas con LR 3.4 y excepto en la del primer plano tienen un degradado neutro 0.6D.

    ResponderEliminar
  4. Hola José, son fantásticas,me gusta mucho tu trabajo,pero por favor José, no nos tengas tanto tiempo sin saber de ti... ;)
    Un saludo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  5. Guapísimas todas, las primeras con mucha fuerza en el cielo, y las últimas con luces de órdago.
    Gran trabajo fotográfico y de exploración.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Buenas José, como dices una pasada de sitio... para pasarte un buen rato jugando. Me gusta la del detalle de la roca... que ojo tiene para esas aproximaciones!!!! Iba a comentar ayer lo de los HDR... ya que sé que no sueles aplicarlo mucho, pero prefería que lo explicases tú. Buena entrada... Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  7. Cualquiera de ellas, pero especialmente la última es espectacular. Supongo que volverás más de una vez a ese sitio y aquí lo veremos. Enhorabuena.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Vaya lugares que visitas. Preciosas tus fotos.
    Saludos.

    ResponderEliminar