Translate

domingo, 4 de diciembre de 2011

Una tarde en La Huelga

Esta zona de la costa de Llanes me trae muy buenos recuerdos, por aquí fué donde disparé mis primeros rollos de Kodachrome con patéticos resultados. Hacía más de cinco años que no venía por esta zona y me acordé de esta playa a la espera de buenos cielos. Al llegar, aunque las nubes eran abundantes no tenían un aspecto muy guapo, así que estuve probando algunas tomas con un filtro neutro de 64X.

Mi prioridad era hacer fotos con las olas rompiendo por el pasillo entre los acantilados que hay a la derecha, eso obliga a bajar un poco y a situarme justo al borde de los mismos. Tan al borde como que las patas del trípode quedan a un cm de la caida, imposible moverlo más a la derecha. Suficiente no obstante para coger las olas rompiendo y dar un buen dinamismo a las tomas.


Durante unos instantes las nubes a la derecha del castro de las Gaviotas se encendieron de color con unas formas preciosas, que realmente duraron muy poco tiempo, casi lo justo para moverme a la plataforma del acantilado y hacer dos fotos.

Ya con las últimas luces las nubes seguian teniendo un aspecto guapísimo por lo que decidí volver al punto anterior. Mientras bajaba a allí, una pareja al otro lado del acantilado me hacía gestos con la mano, indicándome que estaba loco. Pero es que es el único punto donde se puede captar el movimiento de las olas debajo de tus pies, teniendo además un trozo de acantilado muy guapo que da entrada a la composición



lunes, 28 de noviembre de 2011

Playa Castiellu con diferentes luces

Esta playa situada en el concejo de Llanes no es la más conocida fotográficamente hablando, a diferencia de otras de la zona que ya son un icono dentro de la fotografía de paisaje. Sin embargo para mi tiene un encanto especial aunque debo reconoce que desde el punto de vista compositivo es bastante difícil, sobre todo con marea baja.



La siguiente foto está hecha en un encuentro con los compañeros, y excelentes profesores, de TheNorthPhotoTours aprovechando su estancia en uno de los cursos que organizaron en el oriente Asturiano. La tarde fué realmente mala en cuanto a luces se refiere y solamente durante unos minutos al final del dia el cielo presentó algo de detalle. Recuerdo como a algunos alumnos les disgustaba la presencia del ocle, a mi me encanta. Sobre todo cuando está recien depositado por los temporales en las playas, es entonces al caminar por esa alfombra natural cuando uno respira a mar. Por otra parte, siempre me ha encantado incluirlo en el primer plano para actuar de contraste de color con el cielo, y hoy estaba ideal para ello





martes, 15 de noviembre de 2011

Hayedos Frente al Mar

Estamos muy acostumbrados a asociar bosques de hayas con montañas rodeándolos, incluso cuando la temperatura baja lo suficiente, es la nieve el manto de esas montañas. Pero causa un gran impacto el ver bosques de hayas con el mar como telón de fondo. En Asturias hay un ejemplo, muy cerca de Colunga, donde poder ver un precioso y solitario bosque de hayas teniendo el mar a 5 km de distancia visualmente.


Evidentemente no tiene una extensión tan grande como los que se pueden encontrar en la Cordillera Cantábrica o en las cercanias de Los Picos de Europa, pero en contrapartida su belleza es remarcable. El comienzo de la ruta es un tanto desconcertante pues nos encontramos con eucaliptos y espineras, nada que pueda parecerse a estas imágenes. Es cuando el sendero ascendente se adentra en el valle del bosque que el paisaje cambia de manera abrupta y nos introducimos en una gran espesura de vegetación.


Es un bosque para disfrutar, fácil de llegar y sobre todo solitario, más que nada por ser muy poco conocido. Dicen que es el bosque al sur de Europa situado a menor altitud.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Luces de Otoño en el Bosque de Valgrande

Nunca había prestado mucha atención a este bosque pues al estar situado entre una estación de esquí y una autopista, pensaba que no merecía mucho la visita. Sin embargo, una vez dentro de él la frondosidad de las hayas y los arroyos que lo cruzan dan lugar a un sitio realmente salvaje del que disfrutar, sobre todo teniendo en cuenta su enorme extensión. En los dos días contiguos que lo visité no paró de llover ni un minuto, así que todas las imágenes estan hechas bajo el paragüas con el añadido de que en algunos momentos las rachas de viento eran muy fuertes. Ya os imaginais los cabreos cuando al visionar las imágenes se ven gotas de agua y demás, a lo que hoy se añadió como en el arroyo que baja de la estación de esquí se ven algunos restos de plásticos.



Cuando se habla del cambio climatico se recurren a cambios de temperaturas máximas y ciclos de lluvias, pero personalmente lo noto en la ausencia de nieblas que siempre había por estos bosques. Recuerdo cuando era niño como en los otoños lluviosos, tal que estos días, los bosques de castaño cercanos a mi pueblo estaban durante días envueltos en la niebla. Como también recuerdo el miedo que me producía entonces caminar con esas nieblas entre ellos para ir a buscar castañas cuando ya caían al suelo. Estos días serían los momentos ideales para tenerla, pero ni rastro de ella a pesar de que la humedad se masticaba, bueno está claro que nunca llueva a gusto de todos, jeje.
 



martes, 25 de octubre de 2011

Primera Salida de Otoño


Hace unos días me comentaba un compañero que cruza diariamente la Cordillera Cantábrica que las hayas ya se estaban poniendo guapas de color, especialmente las situadas a mayor altura. Pensé en ésta localización pues el bosque está a una cota de unos 1200-1300 m y lo atraviesa un precioso arroyo. La tarde se presentaba fatal con un cielo totalmente azul y encima con una ligera calima, aunque el inicio de la excursión no pudo ser más emocionante. Justo al cruzar este arroyo por un puente al final del valle, se podía ver en él varias huellas de oso que luego volví a encontrarlas como a 1 km sendero arriba. No sé si serian de un adulto pero eran realmente grandes, más que mi mano.

Esta zona me gusta especialmente por lo solitaria y salvaje que es, en todas las ocasiones que la visité nunca me encontré a nadie. Eso me obligaba a concentrarme en el caminar por el interior del bosque para no tener ningún percance, por lo que iba muy lento pues frecuentemente me paraba para visualizar composiciones. Y eso no es nada sencillo en estos bosques que son realmente frondosos. Llegar al arroyo implica salvar un desnivel respecto al sendero que lo atraviesa de unos 200 m por una pendiente muy grande, y una vez abajo me llevé una gran decepción. El nivel del agua era muy bajo y las pequeñas cascadas que se pueden ver a lo largo del mismo estaban totalmente deslucidas. Espero que estos días llueva para hacer otro intento



martes, 18 de octubre de 2011

Jugando con las olas


Desde hace tiempo que tengo planificada una sesión en esta playa con la marea adecuada para jugar con esas olas tan guapas que  se forman cuando la mar está un poco picada. La pendiente de la playa es muy pequeña y al romper las olas forman unos abanicos preciosos. Como personalmente me gustan los cielos cubiertos con la finalidad de dar un mayor dramatismo a las imágenes, hoy era el día ideal y solo hacía falta que no lloviera mucho.

Hay otra particularidad de esta playa que es muy interesante, y es que el color de la arena es bastante cambiante. Aunque ya muy limpio, el rio Nalón desemboca muy cerca y en ocasiones se ven restos de partículas de carbón por toda la playa, lo que origina en estos casos que el color de la arena sea muy oscuro. Hoy era uno de esos días y personalmente me encantaba pues añadía si cabe más dramatismo a la escena, además de aumentar el contraste entre la espuma de las olas y la arena.

Según transcurria la tarde esas nubes amenazantes y con tanto volúmen se iban difuminando en una mancha uniforme de color gris/azulada, empezando a llover de forma continua al final. Después de esperar una hora aquello no tenía pinta de mejorar, la luz ya empezaba a disminuir y era el momento de replegarse.

viernes, 14 de octubre de 2011

Buscando las Dracónidas

Los pronósticos dados para la lluvia de estrellas de las Dracónidas de este año eran muy prometedoras, aún teniendo en cuenta la presencia de la Luna en una fase bastante grande (83%). La noche se presentaba inmejorable, totalmente despejado y casi ausencia de viento. La temperatura era tan buena que incluso cuando llegé antes de la puesta de sol todavía había gente en la playa ... a estas alturas del año y en estas latitudes!!!. Aunque la marea estaba bajando la zona donde iba a ponerme ya estaba libre de agua y bastante llena de pisadas, cosa que no me gustó nada. Como preludio de la despejada noche, el cielo adquirió con las últimas luces del atardecer unos tonos pastel realmente guapos. Así que me afané en buscar alguna composición interesante y libre de pisadas, algo que limitó mucho las posibilidades del lugar.

Afortunadamente cuando la Luna iluminó toda la escena las huellas sobre la arena casi no se notaban y pude hacer este encuadre que era el que tenía planificado. No hacía mas que mirar al cielo buscando la estela de alguna estrella, pero nada, no se veía ni una. Durante los 90 minutos de exposición que tiene la foto de abajo, sólo pude ver visualmente tres y muy débiles en el campo de la imagen. Como me imaginaba, ninguna de ellas quedó registrada. Desde luego las predicciones no fueron muy acertadas o la hora del máximo tampoco coincidia con las predicciones.

viernes, 16 de septiembre de 2011

Una tarde/noche con la torre


A esta playa creo que he venido mas de 15 veces con la intención de hacer nocturnas con y sin Luna, y ésta tarde/noche es la primera vez que he cogido unas buenas condiciones ambientales. La humedad por estos lugares es siempre muy alta y a la que baja un poco la temperatura el objetivo se empaña rápidamente. Viendo como estaba el día y  a la vista de los pronósticos decidí hacer una visita a última hora sin que la tuviera bien planificada. La temperatura del atardecer era realmente buena y agradable y no paecia haber mucha humedad. El único problema que ya vi nada más llegar era que la marea se iba a quedar muy baja para cuando fuera noche.
Canon 5D MII, Canon 17-40 mm f4L, 2s+0.6s@f13 a 30 mm, ISO 100, CPL, Imágenes fusionadas con LR/Enfuse y el tiff resultante tratado con LR 3.4.1

Canon 5D MII, Canon 17-40 mm f4L, 2s+0.6s+6s@f13 a 30 mm, ISO 100, CPL, Imágenes fusionadas con LR/Enfuse y el tiff resultante tratado con LR 3.4.1

Realmente las composiciones guapas de esta torre ocurren cuando la Luna está cerca del meridiano, es decir hacia el sur. Hoy estaba con poca altura sobre el horizonte este lo que ocasionaba una iluminación lateral muy guapa, dando mucho volúmen a esa mole, pero que me obligaba a desplazarme a la derecha de ella. Con la finalidad de no tener mucha roca en el p/p, dado lo baja que estaba la marea, encontre un pequeño escalón que cumplia muy bien la función, el único problema era un sombra que salía por la derecha. Realmente no había mas opciones compositivas y me había dejado mi linterna de led en casa para rellenar esa sombra. Las maldiciones empezaron a aflorar de mi boca.
Para realizar esta foto he utilizado el plugin LR/Enfuse con el parámetro de contraste al máximo y nulo en el resto. 
Canon 5D MII, Canon 17-40 mm f4L, 25x120 s@f6.3 a 20 mm, ISO 400, Imágenes fusionadas con LR/Enfuse y el tiff resultante tratado con LR 3.4.1

viernes, 9 de septiembre de 2011

Perseverancia

Esta tarde me desplacé a esta playa con la intención de hacer solo esta composición. Nada mas llegar ya me di cuenta del fallo en el cálculo de la altura de la marea pues mi intención era que estuviera más alta para hacer una composición limpia. Ya que estaba allí decidí esperar una hora a ver como se quedaba la tarde, que en principio pintaba fatal. Pocas nubes y mortecinas era el escenario que había, así que aprovechando los últimos rayos del sol rasantes hice esta foto.
Canon 5D MII, Canon 17-40 mm f4L, 2s+0.6s+6s@f13 a 19 mm, ISO 100, CPL+Neutro, Imágenes fusionadas con LR/Enfuse y el tiff resultante tratado con LR 3.4.1

Realmente siempre suelo esperar hasta casi el anochecer por si se dan condiciones guapas de luz independientemente de como se presente la tarde, pero hoy a la vista de lo que había decidí darme la vuelta, craso error. Unos 45 minutos después de la anterior foto y cuando inciaba el ascenso por el pendiente sendero de subida, las pocas nubes del cielo empezaron a ponerse rosa intenso. Las alarmas se encienden y me vuelvo a la anterior composición mientras aquel espectáculo empezaba a disminuir. La falta de perseverancia fue la causa de no obtener una foto aún más llamativa que ésta. Lección aprendida
Canon 5D MII, Canon 17-40 mm f4L, 10s+2.5s+30s@f13 a 17 mm, ISO 100, CPL, Imágenes fusionadas con LR/Enfuse y el tiff resultante tratado con LR 3.4.1

martes, 6 de septiembre de 2011

La Tierra de los Siete Colores

Este sorprendente afloramiento volcánico en medio de la selva se encuentra en la parte suroeste de Isla Mauricio, muy cerca del pueblo de Chamarel. Un capricho de la naturaleza situado en una propiedad y privada en mi opinión muy bien conservado. Las dunas volcánicas no tienen mucha extensión, no obstante solo se pueden visitar a lo largo de un arco de unos 300 grados y desde luego está prohibido pisarlas. La coloración de las mismas se debe al enfriamiento a diferentes temperaturas de las rocas que las componen. Durante miles de años estas rocas se fueron transformando en particulas sueltas formando las dunas que hoy se pueden ver.




Mi intención en esta visita era hacer tomas de primeros planos pues las formas y colores invitan a ello. El problema es que la visión es lateral y por lo tanto el problema de la profundidad de campo está patente en todas las imágenes. Cerrar el diafragma a f22 o más significa disminuir la calidad óptica por el problema de la difracción y en algunas tomas ni asegura la suficiente profundidad de campo. Asi que en toda esta serie de imágenes he utilizado el plugin LR/Enfuse para LightRoom, usando el mismo diafragma (f11-f13) y exposición pero variando el foco en las direntes tomas. En todas ellas solo he utilizado tres imágenes pues viendo los resultados en la pantalla de la cámara parecia suficiente, como así fue. Fue una lástima que ese día el cielo no acompañara, estaba totalmente gris sin ningún volumen y en estas condiciones una composición global de la zona no tenía gran atractivo.



sábado, 23 de julio de 2011

Trilogía

De esta playa tengo bastantes fotos de muchas visitas en las que o bien la luz no era guapa, o la marea y el mar no estaban en su mejor momento, o las dos cosas a la vez. Sin embargo, el mayor reto siempre fue conseguir una iluminación creible y guapa. Utilizar filtros degradados, aún en movimiento, implica oscurecer artificialmente esa roca triangular tan hermosa. Así que en alguna ocasión recurrí al método de guante negro y con los dedos oscurecer el fotograma en forma de V invertida, oscureciendo con ello el cielo circundante. En exposiciones en torno a 1-2 s es un método de ensayo error, con muy pocos aciertos, por lo menos en mi caso. Por ejemplo en la siguiente fotografía obtuve un acierto en 30-40 intentos, un resultado realmente pobre.


Una composición que tenía en mente era la que se puede ver a continuación, sin embargo, las veces que coincidió la marea por alguna razón el oleaje entraba lateralmente y el retroceso de las olas un tanto caótico. Además eso originaba que las olas no entraban del todo en ese pasillo inferior. Esta tarde tuve suerte con ello y sobre todo con el cielo.


En mi opinión la calidad de la iluminación de estas fotos radica en la fusión de la luz de diferentes fotos con diferente exposición. En estas imágenes he utilizado el LR/Enfuse integrado con el LightRoom

martes, 21 de junio de 2011

¿Costa Verde? .... o mas bien amarilla

Todos nos imaginamos de donde viene el nombre de Costa Verde, sobre todo en primavera pues es un empacho de ese color. Sin embargo hay rincones de la costa occidental Asturiana en los que cuando uno mira lo que mas ve son amarillos, debido a esos líquenes que cubren la parte del acantilado libre de vegetación. Cuando el cielo está nublado el uso del polarizador resalta considerablemente el verde del agua produciendo un contraste cromático con el amarillo guapísimo.

Esta tarde quería precisamante plasmar ese contraste y además concidió con una buena marejada originando esa sensación de que el mar está en ebullición.

Todas las fotos de esta serie estan hechas con la fusión de dos imágenes generadas con la utilidad LR/Enfuse para el programa LightRoom. He decidido utilizarle como norma debido a los resultados tan naturales que produce y a lo elegante de su algoritmo de generación del HDR. En realidad los tres parámetros que controlan dicho algoritmo son exposición, saturación y contraste. Todos ellos con un claro significado fotográfico y fácilmente comprensible por la totalidad de los fotográfos.



sábado, 4 de junio de 2011

Reconsiderando el método de trabajo

Hace unas semanas después de la caida del filtro degradado en la arena, me di cuenta que está realmente rayado y ya empieza a notarse en la imagen final. Siempre me ha parecido desorbitado el enorme precio que tienen estos filtros en relación a los objetivos, no dejan de ser cristales "ahumados". En el año 2009 empezé a interesarme por el HDR usando el soft estrella por entonces, el Photomatix 3.0, e hice algunas pruebas. Nunca me convencieron los resultados por tres razones, la primera reducía la nitidez, la segunda aumentaba el ruido y la tercera el mapeado de tonos utilizado para tratar el HDR resultante da resultados un tanto extraños. Sabía de la posibilidad de fusionar la imágenes en PS, pero ya hace tiempo que había decidido que no quería pasarme horas delante del ordenador para terminar una fotografia. El caso es que lo fuí dejando mientras sufría el degradado y sus consecuencias, principalmente la alteración de la iluminación entre primeros planos y fondos. Esta imagen está hecha en el mes de diciembre de 2009 en una tarde realmente fria y con un contraste cromático brutal. Un cielo totalmente despejado producía una dominante azulada al agua que contrastaba enormemente contra nubes naranjas en el horizonte iluminadas por los últimos rayos de sol. En la imagen obtenida con el filtro degradado las nubes naranjas tienen un aspecto similar al de esta foto, pero todos esos murallones del fondo quedan sin detalle, casi negros. Algo que realmente no veía en esos momentos, ni mucho menos. De hecho esta foto en su momento la di por perdida.


Hace unos días coincidiendo con Alister Benn en una visita a una playa, me habló del programa LR/Enfuse y su total integración con LightRoom. Cuando llegé a casa me hice con él y lo primero que pensé fue en esta imagen que había hecho con ahorquillado de exposición, con compensación de -2, 0 y +2. LR/Enfuse en realidad es un interface al programa gratuito Enfuse como plugin para LR. Lo que hace es una fusión de imágenes entregando un "raw HDR" de 8 o 16 bits sin ningún tipo mapeado de tonos, justo lo que yo quería y de una forma totalmente integrada en LR. No sufre de pérdida de nitidez, ni aumento de ruido y cuesta lo que tu quieras pagar. La imagen de arriba es el resultado mas preciso a lo que veia en esos momentos haciendo los ajustes típicos de una foto normal con LR, es decir, tres minutos. Esto ha sido la prueba definitiva de que ahora en adelante esos enormes cristales "ahumados" no van a entrar mas en mi mochila. Si alguna vez necesito un degradado recurriré al trapo negro, es mas efectivo, mucho mas barato, casi no ocupa espacio y tiene cierto grado de adaptación a las formas del paisaje.

domingo, 22 de mayo de 2011

Mortecina Tarde

Esta tarde estuve de exploración por este tramo de costa con la finalidad de buscar buenos lugares de cara a futuros temporales que pasen por aqui. Ya sabía de antemano que el día no iba acompañar pues el cielo estaba cubierto casi totalmente de un gris perfecto y ausente de contraste. Asi que en todas las composiciones procuré incluirlo lo menos posible y adaptarme a esta circunstancia.


Esta imagen me dió mucho la lata pues la agitación del agua era tan grande que no se podía sacar más que un blanco uniforme en el rango de velocidades entre 1/4s a 2 s. Después de muchos intentos y una ligera tranquilidad salió algo de detalle.


Este pasillo de agua con un fuerte temporal tiene un potencial fotográfico enorme pues las olas del fondo chocan contra el acantilado alcanzando mucha altura, a pesar de que hoy el mar estaba muy tranquilo


Justo encima de la oquedad inferior se podía sentir el impacto de las olas en el interior.

sábado, 14 de mayo de 2011

Una terraza al mar

Recorrer tranquilamente los acantilados, sin prisas, a veces da lugar a descubrir pequeños tesoros fotográficos que cincuenta metros mas atrás ni te lo imaganibas. Esta pequeña terraza es uno de esos lugares en los que te puedes pasar un día entero haciendo fotos jugando con las luces, las diferentes orientaciones y sobre todo los pequeños detalles.