Translate

viernes, 1 de enero de 2010

Ultima tarde del año 2009 en Gueirua

En esta noche la luna llegaba a su fase llena, saliendo además muy al norte respecto al sol en estas fechas. Mirando las imágenes del tiempo del satélite, cabía la posibilidad de que a última hora de la tarde se abriesen claros para poder fotografiarla. Desde Gueirua el orto sería muy cercano a esos picos pétreos tan guapos de esta playa. El único problema es que la marea estaría muy alta y las posibilidades de movimiento sería pocas. Al final, después de comer tranquilamente me decidí a ir, si estaba cubierto, pues se intentraría en otra ocasión. Según iba para allá estuve a punto de dar la vuelta pues el cielo tenía un aspecto de llover sin parar. Afortunadamente, poco a poco fué abriendo y según me acercaba al acantilado se oía rugir al mar con gran fuerza; la mar estaba muy picada. En realidad mi segundo objetivo de hoy, y teniendo en cuenta como estaba la marea, era hacer alguna foto con las olas rompiendo en ese monolito de piedra que separa la playa de Gueirua de la del Calabón. Sorteando el acantilado con mucho cuidado pude llegar hasta el lugar. Las condiciones eran las idóneas, la mar picada y preciosas nubes sobre el cielo. Fué cuestión de estar como unos 45 minutos buscando la ola apropiada.

Canon 7D| Tokina 12-24 mm f4| 1.2s@f11| ISO100|Polarizador

Cumplido este objetivo me moví al lugar apropiado a esperar la salida de la luna. De camino vi un pequeño trozo de acantilado que empezaba a asomar entre el mar que lo batía sin piedad. Me gustó mucho la imagen y en varios intentos salío la que yo quería.

Canon 7D|Sigma 17-70 f2.8-4|1/15s@f10|ISO100

El cielo poco a poco despejaba sobre el cenit, pero en el horizonte noreste quedaba una franja nubosa que iba a impedir ver la luna justo en el momento de salir. El problema es que a medida que pasara el tiempo la luz sería menor, con lo que la exposición necesaria para tener algo de detalle en el acantilado del primer plano, sería grande y la luna quedaría totalmente quemada. Asi fué, no me gustó ninguna de las imágenes que hice y la única posibilidad de hacer algo decente ese día, era subir y captar un plano amplio con el reflejo de la luna y la luz del faro Vidio. Esta combinación resultó tener un equilibrio de luces mas atractivo.

Canon 7D|Sigma 17-70 f2.8-4|8.0s@f11|ISO100|Degradado neutro

El destino quiso que las únicas tres personas que estabamos disfutando de aquella belleza eran tres enamorados de la fotografía. Al final de la tarde estaba de visita en la playa una pareja de fotográfos de Cataluña, fué todo un placer haberlos conocido en ese paraje.

6 comentarios:

  1. Ante paisajes mágicos suele haber encuentros propicios, las tres son preciosas, todas tienen su encanto, pero la primera y la última tienen algo que te agarra, vas a tener que hacerte un seguro Pepe, parece un mal terreno para ir a la luz de la luna.!

    ResponderEliminar
  2. Un placer conocerte José.Fué realmente espectacular...el último regalo del 2009.
    Siguiendo tus indicaciones, estuvimos también en la Playa del Silencio y nos pareció impresionante. Gracias por ser tan agradable, y felicidades por tu web.

    ResponderEliminar
  3. Dolors, me alegro que os haya gustado y espero que algún nos volvamos a encontrar en algún guapo paraje

    ResponderEliminar
  4. En raras ocasiones matemáticos o físicos, como mi amigo José Fernández acostumbrados a la frialdad de números y átomos, universos casi siempre irreconciliables con el arte, tienen la sensibilidad del artista que les permita emocionarse con la contemplación del paisaje, recrearlo y plasmarlo en soporte digital o en papel, (como es tu caso) para que quien lo vea, sea movido por las imágenes en la recreación de la palabra “emoción, que viene del latín “emovere” movido por, en este caso por tus espléndidas fotografías, que emocionan a quien las contempla.
    Tu caso es una de las pocas excepciones que confirman la regla. Por tanto sigue emocionándonos, no lo digo en singular, porque estoy seguro que cualquiera que vea tus fotos pensará lo mismo. Así que gracias por esa emoción y por ser mi amigo.
    Lorenzo Secades

    ResponderEliminar
  5. Ostras Lorenzo me sonrojan tus palabras, muchas gracias por tus comentarios que viniendo de ti valoro especialmente.

    ResponderEliminar
  6. Hoy estuve con dos amigos haciendo fotos en esa playa. Lamentablemente había mucha niebla y el Rey Sol no apareció.A pesar de ello, el paisaje, espectacular. Insistiré para captar la salida del sol y, quien sabe, en una noche de luna.Estas tres fotos me encantan. Captan momentos únicos.Se nota la mano de un artista, una persona con mucha sensibilidad.

    ResponderEliminar