Translate

lunes, 26 de enero de 2015

Mentalizando Imágenes

Hace muchos años el que fuera mi primer profesor en el mundo de la fotografía, y sin duda alguna el que más me enseñó, me dijo en cierta ocasión que en lugar hermoso hay decenas sino centenas de bellas composiciones. Las fotografías se crean en la mente y no cuando aprietas el obturador, es una cuestión de imaginación, me decía. Es una suerte que cuando alguién comienza en este mundo te enseñen claramente los pilares de la fotografía, el buen camino a seguir. No se trata de llegar y empezar a disparar. Esta playa ha sido para mi una fuente inagotable de ejercicios mentales compositivos, es de largo la playa de la que más fotos tengo. Supongo que será porque por algún motivo me inspira, aunque pocas fotos he conseguido conforme las imaginaba. Una de las de hoy es un ejemplo de creación mental que he conseguido plasmar por fin. Cuando conocí esta zona de la playa me impresionó la sensación de mundo pétreo y vertical que presenta, y particularmente una especie de pasillo que se proyecta hacia el horizonte con unas formaciones rocosas bellísimas. En esta zona existe un dedo realmente chulo y cuando visioné ese pasillo, lo primero que pensé era lo guapo que podía quedar que su forma se proyectase en una de las moles rocosas que se ven.


Canon 5DIII, Canon 17-40 mm f4L, ISO 100, Fusión manual de la luminancia de dos imágenes y procesado global en LightRoom

Que excelente ayuda es para esto utilizar The Photographer's Ephemeris, y con él me di cuenta que solo en dos meses del año es posible que eso ocurra en la puesta de Sol. Así que desde hace tres años ando buscando esta foto imaginada. El mayor problema que me encontré fué tener ese pasillo tan chulo limpio de rocas acumuladas, habitualmente era un amasijo de ellas. Pero el invierno pasado esta zona quedó limpia, supongo que aquel brutal oleaje las volatizó. El caso es que en este mes de febrero pude por fin visualizar en la pantalla de la cámara aquello que años atrás lo veía en mi mente.

 
Canon 5DIII, Canon 17-40 mm f4L, ISO 100, Fusión manual de la luminancia de tres imágenes y procesado global en LightRoom

Os aconsejo pinchar sobre las fotos y después F11 para verlas a mayor resolución y fondo oscuro.

miércoles, 21 de enero de 2015

Costa Salvaje

Hay lugares que yo creo despiertan una sensación primigenia, de ser un lugar inexplorado, y esta visión que os enseño hoy es lo que a mi me parece. Un lugar tan bello como peligroso acercarse a él. Iván Alperi, que en mi opinión es el mejor conocedor de los rincones fotográficos de la costa asturiana, me confesó que éste es el único sitio donde se dió la vuelta. Realmente ahora es un suicidio bajar a la playa por la humedad y el musgo que recubre todo el surco de bajada, así que me quedé a medio recorrido, a unos 60 m en vertical al mar. El viento y la lluvia y en algunos momentos el granizo, solo me dejaron hacer tres fotos, las tres veces que pude sacar la cámara. Pero la sensación de vértigo y el espectáculo desatado de la naturaleza son de esos momentos que quedan grabados en la mente para siempre. No sé si esta imagen os transmitirá algo de lo que os comento. Esos acantilados del fondo tienen casi cien metros de altura, asi que os podeis dar una idea de la altura de la cascada.
Os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución y fondo oscuro. 

Canon 5DIII, Canon 17-40 mm f4L, ISO 100, Fusión manual de la luminancia de dos imágenes y procesado global en LightRoom


jueves, 15 de enero de 2015

El Agujero

Ya tenía necesidad de oler un poco a salitre, asi que me di una vueltecita por el Cantábrico en una localización que necesita de cielos potentes para magnificar la belleza del lugar. Como en casi todos los lugares de esta costa, acercarte a ellos es sinónimo de encontrarte en la soledad de la zona y en íntima unión con la naturaleza.

Canon 5DIII, Canon 17-40 mm f4L, ISO 100, Fusión manual de la luminancia de dos imágenes y procesado global en LightRoom

Os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución y fondo oscuro.

Canon 5DIII, Canon 17-40 mm f4L, ISO 50, Fusión manual de la luminancia de dos imágenes y procesado global en LightRoom

martes, 13 de enero de 2015

Primera Luna Nueva de 2015

Es ya casi una tradición que el último día del año pase la tarde en Gueirua para despedirlo, cosas de la añoranza supongo. Este año no lo pude hacer por obligaciones familiares, asi que en vez  de despedir el año fuí hasta allí unos días después para recibirlo. Ya sabemos que esta playa está saturada de fotos, no hay roca que no haya sido protagosnista de primeros planos en las miles de fotos que pululan por la red. A mi me siguen chiflando los flujos del agua y su enorme potencial compositivo, con ellos tu diriges la mirada donde más interesa, y en esta playa ese punto es el decorado del fondo. Hoy además tenía la ayuda de la Luna llena sin un brillo excesivo de tal forma que podía captar los detalles de la superficie con el ahorquillado. Como en esta parte de la playa en esta época del año casi no da el Sol, las rocas siempre están húmedas y en las últimas horas del día reflejan los dorados del cielo perfectamente. Asi que si quereis captarlos aquí, éstas fechas son las mejores para ello y no es necesario esperar a que llueva o las moje el agua.
Os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución y fondo oscuro. 

Canon 5DIII, Canon 17-40 mm f4L, ISO 100, Fusión manual de la luminancia de tres imágenes y procesado global en LightRoom


domingo, 11 de enero de 2015

Cometa Lovejoy el 10.01.2015

A pocos días de alcanzar el máximo de brillo según las predicciones existentes, hice un nuevo intento  de buscar cielos limpios, esta vez más allá de la Cordillera Cantábrica. Es posible que ya no existan en España cielos oscuros como hace 40 años por poner un ejemplo basado en mis recuerdos. Aún en un paraje totalmente aislado se dejaba sentir la contaminación a cualquier lado del cielo que uno mire. Peor aún, actualmente uno ve en la oscuridad, síntoma inequivoco de que la luz de las farolas allí llega. Una fria noche con una temperatura casi constante de -2ºC es genial para refrigerar la cámara, el ruido térmico será asi muy contenido, y estas eran las condiciones de esta noche con algo de viento.
Hoy tenía la intención de probar un objetivo Samyang de 35 mm f1.4 que con el recorte del formato APS da una focal equivalente de unos 55 mm, ideal para componer con la Pléiades y las Híades, con la estrella Aldebaran de protagonista. Me sorprendió la calidad de este objetivo a f2.8 dando estrellas puntuales en toda la imagen, por lo menos en APS.

Canon 450D modificada, Samyang 35 mm f1.4 a f2.8, ISO 800, Apilamiento de 5 imágenes de dos minutos+darks+bias. Imagen procesada integramente con PixInsight

Pero donde tenía puestas todas mis ilusiones era en la composición de la siguiente imagen. Posiblemente sea esta zona del cielo una de las mas bellas para fotografiar con gran angular. El contraste del color de las estrellas más brillantes y la cantidad de objetos celestes da mucho juego, el hecho de tener al cometa como protagosnista es una ocasión única para resaltar más aún esta zona. El único problema es que una exposición acumulada de más de 10-12 minutos hace que el cometa aparezca movido, elongado en la dirección de su trayectoria. En estas condiciones sino tienes cielos buenos de verdad la cantidad de información recogida es muy limitada, y esto es lo que sufrí esta noche. El anillo de Barnard que "abraza" a Orión se ve muy tenuemente y la nebula de la Bruja a la derecha de Rigel, ni se ve. Como podeis apreciar el tamaño de las estrellas menos brillantes respecto a las de la imagen anterior es considerable, es la prueba del algodón para saber la calidad de un objetivo. Si las estrellas son pequeñas bolitas en vez de puntos luminosos, mal síntoma.

 
 Canon 450D modificada, Nikkor 24 mm f2.8 a f4, ISO 800, Apilamiento de 3 imágenes de cuatro minutos+darks+bias. Imagen procesada integramente con PixInsight

Os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución y fondo oscuro.y

sábado, 10 de enero de 2015

Cometa Lovejoy el 08.01.2014

Este día hice un intento de fotografiar este cometa aún sabiendo que las predicciones no eran demasiado buenas. Así que me fuí a la parte leonesa de la Cordillera Cantábrica buscando cielos despejados .... no tuve suerte y efectivamente bandas de tenues nubes se cruzaban delante del cometa de vez en cuando. A pesar de todo pude captar la desconexión de la cola iónica que se ha presentado hace pocos días y que en esta foto se ve como un abultamiento.
Os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución y fondo oscuro.

Canon 450D, Nikkor 135 mm f2.8 a f4, ISO 800, Apilamiento de 4 imágenes de dos minutos+darks+bias. Imagen procesada integramente con PixInsight

lunes, 5 de enero de 2015

La natural irrealidad

Una de las razones por las cuales hago uso de la fusión de luminancias es que con esta técnica logro obtener imágenes libres de los típicos defectos que se pueden ver cuando se hace uso de filtros degradados u otras técnicas semejantes. No quiero decir con esto que una fotografia deba ser un fiel reflejo de lo captado, más bien debe ser una interpretación de la realidad, que en mi gusto personal sigue una tendencia romántica de la pintura. Novalís hizo una definición muy certera del romanticismo: "dar a lo corriente un sentido sublime, a lo cotidiano una apariencia misteriosa, a lo conocido la dignidad de lo desconocido, a lo infinito un semblante infinito". Otra de las limitaciones con las que habitualmente nos encontramos cuando metemos a la Luna en nuestras composiciones con muy baja luminosidad ambiente, es que en su lugar obtenemos una mancha blanca con un halo luminoso. Al igual que el problema de la alteración de los planos luminosos ocasionados por los filtros, ver la Luna como una mancha blanca es algo que nunca me gustó. Cuando estaba disfrutando delante de esta escena, con el trípode ya plegado, pensaba sobre esas cosas y decidí hacer una prueba, un ahorquillado suficiente para no quemar la superficie de la Luna. Esta imagen la mandé a varios conocidos para que me dieran su opinión sobre que les parecía más irreal en la imagen. Es curioso, la respuesta fué unánime: la luminosidad de la Luna. Es increible hasta que punto tenenemos interiorizado como "natural" lo que no es más que una limitación de la tecnología de registro. Cuando estaba interpretando la realidad de esta imagen veia una preciosa Luna con gran detalle de la superficie, los mares, incluso el crater Tycho se dejaban ver con claridad. Y dándome alguna que otra embestida las olas que llegaban de un mar bastante picado. ¿Qué tiene de interpretación la imagen de esta entrada?. Un mar que en nada se le parecía y un ligero repunte de la luminosidad de las rocas del primer plano.
Os aconsejo pinchar sobre la foto y después F11 para verla a mayor resolución y fondo oscuro.

Canon 5DIII, Canon 17-40 mm f4L, ISO 100, Fusión manual de la luminancia de cuatro imágenes y procesado global en LightRoom